El Corpus Christi reúne a más de 300 niños en una procesión festiva

Niños y niñas de comunión salen de la catedral para dar comienzo a la procesión. /ANTONIO QUINTERO
Niños y niñas de comunión salen de la catedral para dar comienzo a la procesión. / ANTONIO QUINTERO

El buen tiempo ha dejado disfrutar de una jornada a los niños que han hecho este año la Primera Comunión

Paloma Aguado Carro
PALOMA AGUADO CARROPalencia

Este año, el tiempo ha dado un respiro a todos los niños y niñas que han lucido sus vestidos y trajes de comunión en la tradicional procesión del Corpus Christi. El cielo nublado durante la hora y media que duró la procesión invitó a los palentinos a salir a la calle y disfrutar de una jornada festiva sin pasar calores innecesarios. En total, más de 300 niños y niñas fueron los protagonistas del evento, que llenaron de pétalos de rosa las calles de la ciudad para recordar el sacramento de la Comunión y la Eucaristía. Eso sí, con una cierta desorganización de los grupos, que se apelotonaban en muchas de las calles y seguían un ritmo poco regular, con parones en puntos determinados de la ciudad y con bastante prisa a la salida de la seo palentina.

La procesión comenzó en la catedral de Palencia, después de la solemne misa, con bastante premura y rapidez. Después, cerca de La Compañía, la procesión se paralizó durante un tiempo, mientras el grupo de paloteo de Fuentes de Nava danzaba al son de la dulzaina. Los familiares, por supuesto, no quisieron perderse la cita y fotografiaron a los protagonistas del evento, que lucían contentos sus trajes y lanzaban los pétalos de rosa que portaban en sus cestas.

La homilía del obispo Manuel Herrero, que fue antes de la procesión, estuvo dirigida a todos los niños recién comulgados. Herrero destacó la alianza que hace Dios «con todos nosotros, con todos los hombres». Así, explicó a los jóvenes que Jesús, antes de morir en la Cruz, se entregó a los demás y a sí mismo. Una lección que deben llevar por bandera los recién comulgados, «ese amor que transmite Dios y que pueden ver reflejado en el amor que sienten sus familias por ellos». A través de este discurso, acercó a los más pequeños, revoltosos al comienzo de la misa, el mensaje de Jesús y la importancia de la Primera Comunión.

Este año, el evento fue especialmente festivo, gracias a la participación del grupo de paloteo de Fuentes de Nava y de la presencia de los gigantes y cabezudos, acompañados por sonido tan propio y popular como el de la dulzaina. Una tradición que se ha cumplido durante muchos años, pero que en el Corpus del pasado año, decidieron suspender. Unos personajes que aportan luz a la procesión y también animan a los niños y niñas, que al final, son los verdaderos protagonistas del evento y quienes más deben disfrutar de la jornada.

La Banda Municipal de Música acompañó también el desfile, al igual que los cánticos del coro y también de los de los grupos de religiosas que acompañaban a los niños de comunión. Por último, el grupo de paloteo de Fuentes de Nava, tiñó de color el desfile con sus tradicionales danzas.

En la procesión estuvieron presentes las diferentes cofradías penitenciales, de gloria y sacramentales, a la cabeza del desfile. También la Escolanía de Coro, con sus inconfundibles trajes granates y portando los cánticos que iban a entonar. Después, tras los cerca de 300 niños y niñas, procesionaba la Custodia. Además, a lo largo del recorrido, se encontraban una serie de altares de las diferentes cofradías, que habían querido aportar a la festividad. Los altares, adornados de flores y con los motivos religiosos, como el pan y el vino, la figrua del niño Jesús o la Virgen María. Para finalizar, después del recorrido, los niños entraron en la catedral de nuevo, muchos de ellos portando globos de colores que repartía Cáritas en el transcurso de la procesión. Allí, finalizó una jornada de emoción, en la que no faltaron las fotografías a los recién comulgados y las sonrisas de los familiares y amigos que disfrutaron de una jornada repleta de festividad, también gracias a las actividades de la Feria Chica. Y además con un tiempo sin sustos, a pesar de las predicciones que sí habían amenzado con deslucir la celebración.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos