Aspace amplía su espacio en Palencia

Usuarios de Aspace, durante una actividad celebrada el jueves./A. Quintero
Usuarios de Aspace, durante una actividad celebrada el jueves. / A. Quintero

La Asociación de Parálisis Cerebral mantiene una campaña para buscar ayudas con las que habilitar una nueva sede

FERNANDO CABALLEROPalencia

. Junio del año 2000. Un grupo de siete familias con niños afectados por la parálisis cerebral se asocia para buscar su bienestar y apoyo a las familias. Nace Aspace, que en la actualidad cuenta con 27 niños, de los cuales el 45% residen en localidades de la provincia (Venta de Baños, Tariego, Becerril de Campos, Villamuriel y Villalobón).

La sede de Aspace es un local de 83 metros cuadrados cedido por el Ayuntamiento. 18 años después de la fundación, el colectivo, que cuenta con ochenta socios colaboradores, se dispone a recaudar el dinero suficiente para abordar su aportación en la habilitación de lo que será su nueva sede, dos locales cedidos también por el Ayuntamiento bajo las gradas del campo de fútbol de La Balastera, que suman 455 metros cuadrados. El proyecto de adaptación de este espacio supone una inversión de 309.000 euros. «Para financiarlo se han solicitado ayudas a la Junta de Castilla y León, al Ayuntamiento de Palencia y a la Fundación Once, pero nos piden como requisito que nosotros aportemos parte de la inversión, por lo que hemos pedido la colaboración del Club Rotario, la Fundación Solidaria Carrefour, Ascensores Orona y Rótulos Brezo, que ya nos han ayudado en otras ocasiones», explica Carmen Calvo Cortés, presidenta de Aspace, con un hijo de 16 años afectado por la enfermedad.

El nuevo local nacerá como «un centro de atención integral para personas con parálisis cerebral y patologías afines». En concreto, en las nuevas instalaciones se creará un centro de día y un centro de atención temprana.

La campaña, que tiene el lema 'Juntos siempre fuertes', se desarrolla desde el mes de junio, pero oficialmente se presentará el 12 de diciembre en un acto institucional. Aspace ha puesto a la venta unas pulseras al precio de un euro, ha distribuido huchas por establecimientos de la capital y de la provincia y sorteará una cena para cuatro personas en Tariego, entre otras acciones futuras.

Este fin de semana, Aspace será protagonista en sendos acontecimientos en la capital y en la provincia. En Palencia se celebrará mañana domingo a las 19:00 horas, en la capilla de Jesús Nazareno, un concierto solidario a cargo del Cuarteto Lefevre, organizado por la Hermandad de Cofradías Penitenciales, y Cevico de la Torre celebrará sus fiestas con una serie de actos cuya recaudación se destinará a la asociación.

Pero la campaña va más allá. La asociación de vecinos de la Nueva Balastera, el bar La Alcoholera, Pastelería Polo y La casa del dulce también se han unido a la campaña, aunque Carmen Calvo apunta que está abierta a cualquier colaboración.

La sede actual, ubicada en la avenida Simón Nieto, se ha quedado pequeña para atender las terapias que ofrece a los afectados: fisioterapia, logopedia, hidroterapia, terapia ecuestre, técnicas de la información y de la educación y actividades de la vida cotidiana, como cepillarse los dientes o vestirse. También hay un programa dirigido a adolescentes, con actividades propias de su edad. «Les encanta», asegura la presidenta de Aspace, «porque hacen lo mismo que cualquier adolescente, como tomar algo o ir de compras».

Los niños más pequeños también se sienten muy a gusto con las actividades que les organizan. «Que deseen venir ya es muy importante. Tenemos muy buenos profesionales que les atienden, lo que les genera muchos beneficios», agrega. «Todos los niños están afectados motóricamente, pero no todos los afectados lo son cognitivamente, aunque les hay que padecen los dos. Tenemos terapias que se adaptan a todos los casos», explica Jimena Herrero, trabajadora social de Aspace. Junto a ella, trabajan un fisioterapeuta, una logopeda, una educadora, dos integradoras y un monitor. Y siete voluntarios, que prestan «apoyo en la terapia ecuestre y en la piscina, que son las más complicadas de llevar a cabo».

Desde el punto de vista sanitario, los afectados de parálisis cerebral disponen de un centro de referencia en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, aunque desde Palencia se considera que lo ideal es que este servicio se extienda a todas las provincias.

Detrás de cada niño afectado hay una familia que organiza su vida en torno a él, incluido el aspecto económico: una casa que hay que adaptar y un coche adaptado también –«cuesta más la adaptación que el propio coche», concluye la presidenta de Aspace–.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos