Archivan el caso por un incendio intencionado en una casa rural de Palencia

Juzgado de Cervera. /Nuria Estalayo
Juzgado de Cervera. / Nuria Estalayo

El auto sobresee también las actuaciones por un supuesto robo ocurrido en la misma noche de 2017 en la Casa Concejo de Cillamayor, pedanía de Barruelo

La titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Cervera de Pisuerga ha dictado un auto en el que decreta el sobreseimiento provisional de la causa seguida contra un hombre, L. Á. M. I., en relación con el robo con fuerza en la Casa Concejo y el incendio en una casa rural ocurridos en octubre de 2017 en Cillamayor, pedanía de Barruelo de Santullán, después de que la Audiencia Provincial de Palencia ordenase la reapertura del caso tras encontrar indicios de que el fuego pudiera haber sido provocado.

Los hechos se remontan a la madrugada del 13 de octubre de 2017, cuando, según manifestó, una vecina observó que, sobre las 2:30 horas, salía humo de la Casa Concejo y que, al acercarse al lugar, se encontró con una persona que no identificó, describiendo únicamente su vestimenta:una sudadera oscura con una capucha que en ese momento llevaba puesta, aunque en la diligencia de exposición se describe a la persona como vestida de negro y con unas bolsas en los pies, añadiendo que al verla se puso la capucha. Los agentes de la Guardia Civil, al llegar al lugar de los hechos, buscaron las bolsas que supuestamente llevaba en los pies el autor de los hechos y no fueron localizadas.

Por su parte, J. C. P. G., con domicilio en la Casa Concejo, manifestó que no vio quién entró en su vivienda y tiró la ropa por el suelo, y que sus sospechas surgen tras unas amenazas y una agresión, que, según su relato, las primeras ya han sido enjuiciadas y la segunda está pendiente. J. C. P. G., en su declaración, añadió que le faltaban tres relojes, una cadena y que tenía la ropa rota.

En la denuncia presentada por J. M. R. O., propietario de la casa rural, se imputó la comisión del incendio a L. Á. M. I., alegando que estuvo trabajando para la junta vecinal hacía dos años y que no se le volvió a contratar, motivo por el que provocó el incendio en la Casa Concejo de Cillamayor. Además del incendio, en la casa rural se extrajeron y talaron varios árboles.

La junta vecinal de Cillamayor, así como J. C. P. G, J. M. R. O y una compañía aseguradora interpusieron una denuncia ante el Juzgado de Instrucción Número 2 de Cervera de Pisuerga, que se hizo cargo de las diligencias, y en enero de 2018 el Ministerio Público solicitó el sobreseimiento provisional de las actuaciones al considerar que, una vez concluida la fase instructora, ni de las testificales ni de las declaraciones podían concluirse indicios sólidos para interesar la apertura de juicios oral.

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Cervera de Pisuerga decretó en febrero de 2018 el sobreseimiento de las actuaciones, pero los denunciantes solicitaron la reapertura del caso y la Audiencia Provincial de Palencia estimó el recurso de apelación en el mes de mayo de 2018, ordenando que se reabrieran las diligencias.

Ahora, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Cervera considera que no existe «ni la más mínima prueba» que permita atribuir la comisión del incendio y el robo con fuerza «ni a L. Á. M. I., ni a ninguna otra persona», por lo que, de lo actuado, «no hay motivos suficientes para acusar a determinada persona como autor, cómplice o encubridor» y procede decretar el sobreseimiento provisional de las actuaciones.