Arados y trillos de recuerdo en Castrillo de Villavega

El ganador del Trillo de Oro, José Pinto, participando en la fiesta./Manuel Brágimo
El ganador del Trillo de Oro, José Pinto, participando en la fiesta. / Manuel Brágimo

La localidad palentina rememora las viejas labores del campo en una popular fiesta

NURIA SASTRECastrillo de Villavega

Aunque el campo se ha modernizado a la hora de trabajarlo, gracias a los avances en la maquinaria, nunca está de más recordar cómo se realizaban esta labores en el pasado.

La fiesta de la Trilla de Castrillo de Villavega celebró su decimoctava edición. Las actividades programadas consisten en representar cómo se trabajaba el campo de forma manual y sin ayuda de la moderna maquinaria, para rememorar la dureza con que desempeñaban estas labores los antepasados de Castrillo. Además, se trata de una festividad reconocida, ya que en 2007 obtuvo el Premio Provincial de Turismo.

Antes de comenzar con las labores agrícolas, el pueblo preparó a las mulas encargadas de transportar las segadoras. «Como todos los años, vamos a representar cómo era la agricultura en el pasado, con las labores que desempeñaban los campesinos y celebrando un desfile con la sencilla maquinaria de entonces hasta la tierra que se va a trabajar», explicó el presidente de la Asociación Cultural La Trilla, Jaime Laso.

Este año, Castrillo ha contado con ocho mulas, una burra y un pony para acompañar esta representación, junto a diferentes herramientas y aperos, como hoces, dalles, arados, la gavilladora, carros... Todo para realizar el trabajo a la antigua usanza.

Cuando los campesinos estaban listos para ir a trabajar, la charanga empezó a tocar música para que el desfile hasta la parcela sea más amena. Niños, jóvenes y otros vecinos del pueblo, junto a los visitantes, acompañaron a los labradores, andando o subidos en los carros. Jaime Laso y el ganador del premio Trillo de Oro, José Pinto, no faltaron en el desfile. Pinto reconoció «estar enamorado de Castrillo de Villavega, de su gente, y se mostró muy emocionado por recibir el premio». Durante el camino, tanto los labradores como los acompañantes se detuvieron en la ermita del Cristo, cuando se voltearon las campanas para rezar la 'Salve', una oración tradicional para que pedir una buena faena en el campo ese día y durante todo el año.

Al llegar a la zona de trabajo sobre las 12:30 horas, los campesinos se pusieron a arar la parcela con la ayuda del ganado, para luego segar con la gavilladora, la hoz y el dalle. No solo los hombres realizaron estas tareas, también colaboraron mujeres y niños. Para viajar aún más al pasado, se vistieron con la ropa que utilizaban antaño para trabajar el campo. José Pinto también quiso participar en la fiesta de la Trilla, y el papel que desempeñó fue el de un campesino que utilizaba una segadora tirada por mulas.

Tras la siega, que duró en torno a una hora y media, cargaron los carros de las mulas con el trigo cosechado para poner fin a la jornada agrícola, lo que suponía un momento de descanso y de una pequeña celebración en la pradera antes de ir a comer.

El trabajo agrícola es muy duro, sobre todo si hace calor, y para reponer fuerzas se necesita una buena comida. Después de preparar la tierra tras la siega, los labradores y el resto del pueblo y visitantes disfrutaron de un almuerzo a la sombra del Plantío. Unas 1.200 raciones de cocido se prepararon para que ningún comensal se quedara con hambre, y la comida estuvo acompañada de pan, vino y buena compañía. «Para preparar este menú hemos necesitado 100 kilos de garbanzos, 325 de carne y 500 litros de agua», enumeró Jaime Laso.

La fiesta concluyó con la trilla de la parcela y con unos paseos en el trillo para todos los que se quisieron disfrutar de esta experiencia. Además, se otorgó el premio Trillo de Oro a José Pinto, un ganadero de Salamanca que ha participado en los programas de televisión 'Saber y Ganar', de La 2, y 'Boom', de Antena 3.

La fiesta de la Trilla se ha complementado este año con la celebración de una Feria Alimentaria, organizada por la Diputación con la presencia de seis productores y que fue visitada por Ángeles Armisén y el vicepresidente, Luis Calderón.

 

Fotos

Vídeos