Hacia el dominio del Inglés

Estudiantes de Secundaria y Bachillerato de Maristas presentados a los exámenes de Cambridge./
Estudiantes de Secundaria y Bachillerato de Maristas presentados a los exámenes de Cambridge.

El colegio Maristas se convierte en centro examinador para obtener certificados oficiales de Cambridge

EL NORTE

La necesidad de dominar la lengua inglesa es un hecho incuestionable si se tiene en cuenta que aproximadamente 375 millones de personas lo hablan como idioma nativo y otros 400 millones, como segunda lengua.

La enseñanza del Inglés en el colegio Maristas Castilla ha ido evolucionando para dar respuesta al reto de que los alumnos dominen el idioma. Para ellos, se han impulsado distintas iniciativas enmarcadas e n el programa de pluringüismo PIPE. Una de ellas es el programa de bilingüismo escolar implantando en Primaria y en primero, segundo y tercero de ESO. Otra iniciativa son las estancias de alumnos en el extranjero, tanto de países de habla inglesa (Irlanda, Estados Unidos) como otros donde el inglés es de uso común (por ejemplo, Finlandia) o también la presencia en el centro de un auxiliar de conversación nativo en las clases.

Junto a estas iniciativas, el colegio se convirtió el curso pasado en centro examinador para la obtención de certificados oficiales de Cambridge, unos títulos que evalúan las competencias en el dominio de una lengua y que constituyen una herramienta interesante para motivar al alumno a progresar.

En junio del curso pasado, 29 alumnos del centro realizaron pruebas de Cambridge English. 11 de ellos eran de Primaria y realizaron las pruebas de Young Learners que son exámenes diseñados para evaluar las competencias lingüísticas de los niños de 7 a 12 años en tres niveles (Starters, Movers y Flyers) y que animan a los niños a seguir trabajando a través del control de sus progresos. Por otro lado, 14 de los 18 estudiantes de Secundaria y Bachillerato presentados han obtenido un certificado oficial de Cambridge English (KET, PET, First Certificate), que permite acreditar un nivel de competencia en lengua inglesa reconocido internacionalmente.