El superior de los Benedictinos apela al diálogo entre los Franco y el Gobierno

Tumba de Francisco Franco, en el Valle de los Caídos./Alberto Ferreras
Tumba de Francisco Franco, en el Valle de los Caídos. / Alberto Ferreras

Philippe Dupont asegura que «compartirá» lo que decida el Vaticano sobre que hacer con los restos del dictador

EUROPA PRESSMadrid

El abad de Solesmes, Philippe Dupont, superior de los monjes benedictinos del Valle de los Caídos, ha apelado al diálogo entre «el Gobierno español y la familia» en relación a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco en el Valle de los Caídos.

Fuentes cercanas al Abad de Solesmes han explicado a Europa Press que la cuestión del traslado de los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos no concierne tanto al monasterio como a los familiares. Así, precisan que el «problema» se sitúa «entre el Gobierno español y la familia» del dictador. En cualquier caso, las mismas fuentes han precisado que el abad Philippe Dupont «compartirá siempre» la decisión que adopte la Santa Sede sobre «este punto» así como en «todos» los puntos.

Así se han pronunciado desde la Abadía de Solesmes después de que la semana pasada se conociera que el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, se opone a la exhumación de los restos y de que el Gobierno haya respondido que acudirá a sus superiores ante esta negativa.

Los monjes benedictinos del Valle de los Caídos son los gestores de la basílica y gozan de autonomía, de forma que sobre el prior solo tienen autoridad el abad de la Abadía de Solesmes, Philippe Dupont, y el Papa.

Vaticano y los obispos

El pasado sábado, el director interino de la Oficina de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, aseguró que el asunto del traslado de los restos del dictador «concierne a su familia, al Gobierno español y al Iglesia local».

Gisotti se remitió a lo declarado anteriormente por la Santa Sede. El pasado mes de octubre, tras la reunión mantenida entre la vicepresidenta del Gobierno y el secretario de Estado, Pietro Parolin, el Vaticano precisó en un comunicado que no se opone a la exhumación de Francisco Franco, «si así lo han decidido las autoridades competentes».

También aclaró que en ningún momento se habían pronunciado sobre el lugar de la inhumación, ante la posibilidad de que fuera enterrado en la catedral de La Almudena. Según señalaba el comunicado, Carmen Calvo había manifestado su preocupación por la posible sepultura en la catedral de la Almudena y su deseo de explorar otras alternativas, también a través del diálogo con la familia y que al cardenal secretario de Estado «le pareció oportuna esta solución».

Aunque el prior del Valle de los Caídos dependa jerárquicamente del abad de Solesmes y del Papa, si hay conflicto también se escucharía por deferencia al cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, como responsable de la diócesis donde se encuentra la abadía, según fuentes eclesiales.

El Arzobispado de Madrid se remitió la pasada semana a su invitación al diálogo entre el Gobierno y la familia Franco para encontrar una solución sobre la exhumación de los restos del dictador. Tras publicarse el contenido de la misiva del prior del Valle de los Caídos, fuentes del Arzobispado indicaron a Europa Press que se remiten a sus comunicados anteriores sobre este asunto.

El cardenal Osoro tampoco se ha opuesto a acoger el entierro de los restos del dictador en la cripta de la Catedral de La Almudena, donde su familia quiere enterrarlo una vez sea exhumado. «No tenemos inconveniente en acoger a nadie. La Iglesia ha sabido acoger siempre a todas las personas», subrayó el arzobispo en su momento.

La Conferencia Espiscopal Española no se ha pronunciado sobre la negativa del prior a la exhumación de los restos, pero el pasado mes de marzo, el presidente de los obispos, Ricardo Blázquez, sí se refirió a la negativa del abad de exhumar los restos mortales de los hermanos Lapeña si así se lo pedía Patrimonio Nacional.