PP, Ciudadanos y Podemos piden que el Congreso se ponga en marcha

Batet, en el Congreso durante la intervención para comunicar la fecha de investidura. /JUAN CARLOS HIDALGO / EFE
Batet, en el Congreso durante la intervención para comunicar la fecha de investidura. / JUAN CARLOS HIDALGO / EFE

La presidenta de la Cámara recuerda que son los grupos los que deben acordar la constitución de las comisiones parlamentarias

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

PP, Ciudadanos y Podemos abogarán este miércoles en la reunión de la Mesa del Congreso por que la Cámara Baja se active y eche andar la agenda parlamentaria mientras se negocia la investidura. Así se lo trasladarán a la presidenta, que hoy anunció la fecha –22 y 23 de julio– del pleno en el que Pedro Sánchez pedirá la confianza de los diputados. Meritxell Batet, en todo caso, recordó a los grupos que la constitución de las comisiones y la Diputación Permanente depende de que ellos lleguen a un acuerdo.

Se trata de un debate recurrente en las últimas legislaturas, desde que el bloqueo de la investidura en 2016 amenazó con dejar al Congreso paralizado durante meses. El conflicto entonces con el Gobierno de Mariano Rajoy, que rechazó someterse al control mientras estuviera en situación de interinidad, acabó en el Tribunal Constitucional, que dos años después falló que un Ejecutivo en funciones puede ser fiscalizado por el Parlamento.

Con esta resolución, el primero en mover ficha ha sido Ciudadanos. Su portavoz, Inés Arrimadas, se dirigió el lunes por escrito a Batet para que procediera a convocar un pleno de control al Gobierno. La propuesta, sin embargo, llega en un momento singular porque el 30 de junio acabó el período ordinario y, según el artículo 61 de la Cámara, sólo podrán celebrarse «sesiones extraordinarias a petición del Gobierno, de la Diputación Permanente o de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso». Fuentes parlamentarias anticipan, por ello, que la solicitud no tendrá recorrido.

Críticas de parálisis

En el caso del PP, lo que sus representantes en la Mesa plantearán este miércoles es que se conformen «ya» la Diputación Permanente –que rige entre períodos de sesiones–y las comisiones para «poder ejercitar iniciativas de control que no sean, simplemente, las preguntas escritas» al Gobierno, que hasta ahora se han admitido 335. Pero Batet insiste en que, a día de hoy, no hay acuerdo entre los grupos para definir el número de componentes ni la representación que corresponde a cada fuerza política en estos órganos.

Su intención es que la primera reunión de la Comisión Permanente se celebre el mismo 23 en el que está prevista la votación de investidura. Confía en que para entonces los grupos hayan alcanzado un pacto.

Podemos, mientras tanto, se ha sumado estos días a la demanda de comisiones que comiencen a trabajar y recuerda que, cuando gobernaba el PP, era el PSOE quien lideraba la crítica a la parálisis institucional.