El CNI no logra frenar los ciberataques a la judicatura por el juicio del 'procés'

El CNI no logra frenar los ciberataques a la judicatura por el juicio del 'procés'

Anonymous Catalonia vuelve a violar los mails corporativos del Poder Judicial después de que los servicios secretos redoblaran la seguridad

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Anonymous Catalonia lo ha vuelto a hacer. El colectivo detrás del que supuestamente se esconden varios piratas informáticos de corte independentista ha logrado volver hackear mails de miembros del Poder Judicial. Y lo ha hecho solo unos días después de que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) reforzara las seguridad de las cuentas o oficiales de todos los jueces españoles a raíz de que los piratas violaran los mails de Manuel Marchena y otros jueces y fiscales del procés como protesta por el juicio a los líderes independentistas.

Los atacantes han hecho pública su nueva 'hazaña' publicando en sus cuentas en redes sociales capturas de pantalla de un buzón de entrada de un correo oficial del Poder Judicial a las 10:25 horas de la mañana de este mismo lunes, al tiempo que se mofaban del CNI «y de sus «cortafuegos avanzados» instalados a finales de la pasada semana y que debían «impedir cualquier acceso indebido».

«That's the problema»

«El problema no es que sea la seguridad de cualquier persona sea pésima, sino la de estas personas, que son altos cargos españoles .Y que el CNI vaya diciendo que todo está arreglado cuando no es el caso. That's the problema», han denunciado los piratas.

La pasada semana, los ciberactivistas denunciaron que las claves de los jueces del procés, como las de otros muchos magistrados, están en una base de datos de más de 9.000 millones de códigos, «que fue filtrada en su día y que es accesible para cualquiera«. Y que a pesar de ello, la seguridad de estas cuentas no había sido reforzada hasta que en los últimos días el CNI y sus expertos del Centro Criptológico Nacional (CCN), finalmente, habían tomado cartas en el asunto tras la campaña de hackeo. Un refuerzo, no obstante, que a la vista de las nuevas pruebas ofrecidas este lunes por Anonymous ha sido baldío.

«La seguridad de las instituciones españolas es la misma que ese candado de la maleta que te viene con un 0000», se mofaba el pasado sábado el colectivo tras lograr hackear buena parte de las cuentas oficiales de los siete magistrados del Tribunal Supremo que han enjuiciado la causa del procés y de los cuatro fiscales que han actuado como acusadores públicos en esta vista oral que concluyó el pasado 12 de junio tras cuatro meses de juicio.

Según fuentes de la seguridad del Estado, el CNI todavía desconoce qué cuentas finalmente fueron violadas y qué información sustrajeron los hackers de los buzones de los jueces Manuel Marchena, Andrés Martínez Arrieta, Luciano Varela, Antonio del Moral, Juan Ramón Berdugo, Andrés Palomo y Ana Ferrer y de los fiscales Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, Jaime Moreno y Javier Cadena.

Es más, los servicios secretos siguen ignorando cuántas cuentas del Poder Judicial han podido ser violadas por los ciberatacantes y qué método han usado para soslayar las nuevas protecciones activadas por el CNI.