Van Gaal convierte a Krul en un héroe

Van Gaal da instrucciones a Krul. /
Van Gaal da instrucciones a Krul.

El seleccionador holandés sacó al portero suplente para los penaltis y detuvo dos a los ticos

IGNACIO TYLKOMadrid

Van Gaal salió triunfador de su última frivolidad. Cambió de portero sólo para los penaltis y Tim Krul, guardameta del Newcastle, se hizo un gigante para Costa Rica. Desvió los lanzamientos de Bryan Ruiz y Umaña y clasificó a Holanda para semifinales, donde se medirá a Argentina el miércoles en Sao Paulo.

Debió ganar Holanda mucho antes, e incluso con relativa facilidad, pero se estrelló ante la madera tres veces, contra un gran Keylor Navas y contra su propia impotencia. Robben, pletórico, volvió a marcar diferencias pero le faltó el gol o la asistencia decisiva. Las pide todas y siempre arriesga y sacó amarilla a los cuatro defensas.

Era el duelo sobre el papel menos atractivo de cuartos de final y respondió a lo previsto. Holandeses y ticos protagonizaron uno de esos choques que tienen cierto seguimiento durante un Mundial pero que en el mes de agosto invitarían más a salir a la calle o a darse un chapuzón en el mar o la piscina.

Son muy superiores los de Van Gaal a los centroamericanos y por eso tuvieron más el balón y dispusieron de una infinidad ocasiones, pero también jugaron con mucho respeto al rival y miedo a perder. Como diría un castizo, con el culito apretado. Hasta la segunda parte de la prórroga, Van Gaal no renunció a los tres centrales.

0 Países Bajos

Cillessen (Krul, min. 120), Kuyt, De Vrij, Vlaar, Martins Indi (Huntelaar, min. 105), Blind, Wijnaldum, Sneijder, Robben, Van Persie y Depay (Lens, min. 76).

0 Costa Rica

Keylor Navas, Gamboa (Myrie, min. 79), Acosta, González, Umaña, Díaz, Tejeda (Cubero, min. 97), Borges, Bryan Ruiz, Joel Campbell (Ureña, min. 66) y Bolaños.

Penaltis
0-1, Borges. 1-1, Van Persie. 1-1, Bryan Ruiz, para Krul. 2-1, Robben. 2-2: González. 3-2, Sneijder. 3-3, Bolaños. 4-3, Kuyt. 4-3, Umaña, para Krul.
Árbitro
Ravshan Irmatov (Uzbekistán). Mostró amarillas a Díaz, Umaña, Martins Indi, González, Acosta y Huntelaar.
Incidencias
Partido de cuartos de final del Mundial Brasil 2014, disputado en el estadio Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía.

Sin hacer nada del otro mundo, la Oranje convirtió a Keylor Navas en el mejor jugador sobre el campo ya en el primer tiempo. El portero revelación del campeonato, sobre todo para quienes no conocían sus exhibiciones en el Levante, hizo un paradón a lanzamiento de falta de Sneijder y le ganó a Van Persie en dos mano a mano.

Sneijder es un jugador de gran clase pero más bien vaguete. Por eso suele aparecer casi siempre en los grandes partidos. Marcó cinco goles en los últimos encuentros de clasificación para el Mundial y ante Costa Rica exhibió sus galones. Movió al equipo de lado a lado, paró, templó y abrió huecos a Robben, frenado a base de faltas tácticas. Mientras los holandeses pedían tarjetas al árbitro de uzbeko, los ticos se quejaban de que el extremo del Bayern teatralizaba. Hubo un poco de todo, pero le dieron más que se tiró.

Costa Rica no era esa selección alegre y brillante que enamoró en la primera fase en el grupo de la muerte y acabó por delante de tres campeonas del mundo como Uruguay, Italia e Inglaterra. Jugó pertrechada atrás, muy vigilante y esperando su oportunidad. Sobre todo, confiaba en las acciones de estrategia, ya que Bolaños golpea muy bien el balón. Así llegó la única ocasión, un intento de chilena de González que salvó Van Persie en misión defensiva.

Holanda, muy previsible hasta que Robben se subía a la moto, sólo cambió el ritmo cuando se acercaba el final del tiempo reglamentario. Se fue apagando Sneijder, aunque sacó una falta preciosa desde el vértice del área y estrelló el balón en el poste, y Kuyt extrañaba su posición de carrilero derecho. Demasiados metros que recorrer para un jugador de casi 34 años. Y muchos centrales para jugar un partido de este tipo, aunque a Van Gaal no hay quien le discuta sus planteamientos porque enseguida salta con que esto es un Mundial y no un concurso de belleza.

La cita dejó patente también que Memphis Depay rinde más como revulsivo que de titular. Acabó el partido con los ticos encerrados y un remate de Van Persie al travesaño, tras salvar Tejeda en la raya. Fue un milagro que el balón no entrase. El asedio prosiguió en la prórroga. Keylor desvió un cabezazo de Vlaar y luego se dolió al salir mal y pisar peor en la caída. Holanda parecía más fresca y le quedaban dos cambios. Robben pedía todos los balones. Tuvo que llegarse el minuto 105 para que Van Gaal cambiara el registro. Entró Huntelaar por un central. Pero no había forma e incluso Cillessen salvó el gol de Ureña en un contragolpe. Aún quedaba otro disparo enorme de Sneijder al travesaño, la osadía de Van Gaal y la aparición del héroe Krul.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos