El PP suspende de militancia al alcalde de Astorga y dos de sus concejales y el futuro del gobierno municipal queda en el aire

Arsenio García, el alcalde de Astorga, a su salida de los Juzgados. Junto a él los ediles Pablo Peyuca y Manuel Ortiz. / J.C.

Los cinco cargos públicos quedan en libertad tras 24 horas después de su detención y tras más de cinco horas prestando declaración |«Somos inocentes y se demostrará», asegura el alcalde de Astorga

A.C. | J.C. Astorga

El alcalde de Astorga, Arsenio García, el concejal de Urbanismo, Manuel Ortíz, y el concejal de Deportes, Javier Guzmán, han sido suspendidos a última hora de este miércoles como militantes del Partido Popular (PP).

Su baja en el partido se ha producido después de que se optara por la apertura de un expediente disciplinario que conllevaría de inmediato la suspensión de militancia del partido tras su implicación en la 'Operación Enredadera' mediante una pieza abierta en el Juzgado de Instrucción número 2 de Astorga.

El procedimiento ordinario de expulsión abierto en las filas populares ha propiciado que los propios interesados optaran tras abandonar el Juzgado este miércoles por trasladar al PP una solucitud voluntaria de baja en la militancia, según han confirmado a leonoticias fuentes populares.

Una solicitud que inicialmente iba acompañada de una dimisión en sus cargos, extremo este último que finalmente no ha llegado a ser concretado.

El futuro de la alcaldía, en el aire

La pérdida de militancia en el PP deja el futuro del gobierto en el Ayuntamiento de Astorga en el aire. El PP, que mantiene el bastón de mando gracias a sus siete ediles y los tres del Pal-Ul, perderá de inmediato tres de sus concejales extremo que abre la puerta a un posible relevo en la alcaldía.

«Las próximas horas serán determinantes en ese sentido», se ha remarcado desde el propio partido. Para el PP la pérdida de confianza de los implicados en esta causa debe suponer su salida del ejercicio político.

La jornada

La juez del Juzgado de Instrucción nº2 de Astorga, que ha abierto una pieza separada a la que investiga el juez de Badalona en el marco de la macrooepración 'Enredadera' acordó a primera hora de la tarde de este miércoles la puesta en libertad en calidad de investigados de los alcaldes de Villarejo de Órbigo y Astorga y de tres ediles maragatos.

Eran pasadas las 14:20 horas cuando Arsenio García, el alcalde de Astorga, salía por la puerta principal de los Juzgados. Lo hacía entre aplausos de numerosos vecinos y compañeros que se habían acercado para seguir hasta las dependencias judiciales.

Operación Enredadera

Junto a él, Manuel Órtiz, Javier Guzmán y Pablo Peyuca, los tres ediles de Astorga que eran detenidos por miembros de la UDEF de la Policía Nacional en el transcurso de los registros que se llevaron a cabo en la Casa Consistorial.

El socialista Joaquín Llamas, alcalde de Villarejo de Órbigo, también obtenía la libertad. Sin embargo y a diferencias de los representantes políticos de Astorga, abandonaba de inmediato el lugar acompañado por su hija, la misma que a su llegada a los juzgados le lanzaba un grito de «te quiero».

El Juzgado de Astorga está investigando delitos de prevaricación administrativa, cohecho, tráfico de influencias, violación de secretos por funcionarios, malversación de caudales públicos, falsedad de documentos públicos, fraude a la administración pública e inducción para cometer los anteriores delitos

Los cinco han quedado en libertad con cargos y sin medidas cautelaras eso sí, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, tendrán la obligación de comparecer ante el órgano judicial cuando sean llamados.

La pieza separada declarada secreta del Juzgado de Instrucción nº2 de Astorga investiga sobre delitos de prevaricación administrativa, cohecho, tráfico de influencias, violación de secretos por funcionarios, malversación de caudales públicos, falsedad de documentos públicos, fraude a la administración pública e inducción para cometer los anteriores delitos.

Además, el Juzgado de Instrucción nº1 de León está investigando otra pieza separada también declarada secreta y por el momento no va a facilitar información.

«Somos inocentes»

Arropado por los tres ediles, Arsenio García informaba a los medios de comunicación de su libertad tras prestar colaboración «durante 24 horas con la investigación policial y judicial» a la par que proclama su inocencia. «Somos inocentes de todos los cargos que se han hecho y se demostrará con el tiempo».

«Las diligencias están bajo secreto de sumario y ahora empieza un trabajo para demostrar nuestra inocencia y que todo se ha hecho de acuerdo con la ley», señaló García, que reconoció que el trabajo en un ayuntamiento es complejo lo que no ha impedido, sentenció, que todo se ha hecho conforme a la Intervención municipal.

«Las diligencias están bajo secreto de sumario y ahora empieza un trabajo para demostrar nuestra inocencia y que todo se ha hecho de acuerdo con la ley»

Eso sí, García advertía que el daño ya estaba hecho si bien remarcó que los cuatro tenían la conciencia tranquila «ya que no se ha cometido ninguna ilegalidad en el Ayuntamiento de Astorga». Por ello, aseguró que, al igual que los tres concejales, estaba contento por recobrar la libertad y sin medidas cautelares.

Visiblemente cansado, el popular ha señalado las diligencias se han alargado 24 horas por una cuestión de la documentación, «algo que hay que respeta» a la par que agradeció el «trato exquisito que había recibido tanto por los miembros de la Policía Nacional como del Juzgado».

«Mañana volveré al Ayuntamiento»

Pero toca mirar hacia adelante. Y, bajo esta premisa, García aseguró que este jueves se incorporará a su puesto de trabajo como alcalde de Astorga a la par que se pondrá en contacto con los responsables del PP de León para trasladarle los detalles del proceso judicial.

«Estamos en la disposición de seguir cumpliendo con nuestro compromiso, que es con Astorga y sus vecinos. Para eso estamos, para lo bueno y a veces también para lo malo. Mañana empieza otro día y seguirá el trabajo municipal», concluyó García, entre los aplausos de amigos, compañeros y vecinos que quisieron a arropar a estos cuatro cargos públicos.

Operación

Su detención se llevó a cabo en el marco de la 'Operación Enredadera' que investiga una red de amaños que falseaba datos de tráfico para poner radares con afán recaudatorio.

Un entramado que giraba en torno de Aplicaciones Gespol, filial del Grupo Sacyl y especializada en el mantenimiento informático para la gestión de infracciones de tráfico y seguridad vial.

Antecedentes

Sin embargo, en el transcurso de la investigación se han detectado que no sólo se amañaron contratos relacionados con la seguridad vial sino también contratos de obras y servicios, entre los que se encontraría el mantenimiento de parques infantiles o zonas verdes.

Precisamente y según apuntaron ya este martes diversas fuentes, los cinco detenidos que ahora prestan declaración en las dependencias judiciales para esclarecer la posible implicación de los ayuntamientos de Astorga y Villarejo de Órbigo en esta causa.

Una pieza que, de nuevo, pivotaría sobre el empresario leonés José Luis Ulibarri, así como con el exconcejal del PSOE en Astorga, Juan José Simón Callejo, delegado de Agema, una de las empresas investigadas en el entramado. Ambos fueron detenidos este martes por agentes de la UDEF.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos