Renzi recupera las llaves de la gobernabilidad en Italia

Matteo Renzi./Efe
Matteo Renzi. / Efe

Tras fracasar los intentos de pacto entre la coalición de derechas y el Movimiento 5 Estrellas, el presidente de la República intenta ahora una alianza entre los 'anticasta' y la formación del ex primer ministro

DARÍO MENORRoma

Desde que se pegó un batacazo monumental en las elecciones legislativas del 4 de marzo y tuvo que dimitir como secretario general del Partido Democrático (PD), Matteo Renzi se ha dejado ver poco. Aunque ya cuenta con su acta de senador, la Cámara Alta apenas le ha dado opciones de visibilidad debido a que la legislatura no termina de arrancar por las dificultades que el presidente de la República, Sergio Mattarella, está encontrando para formar Gobierno. Los vetos cruzados entre los líderes de los partidos y la falta de mayorías en ambas Cámaras siguen prevaleciendo 50 días después de la cita con las urnas. En este período de insólita ociosidad para un hiperactivo como él, a Renzi le ha dado tiempo para estar con la familia e incluso para volver a jugar al tenis. Unos periodistas le cazaron cuando entraba en un exclusivo club deportivo de Roma vestido de pies a cabeza de violeta, los colores del equipo de fútbol de su ciudad, la Fiorentina.

A Renzi le tocará dejar estos días el chándal y la raqueta para decidir los designios de Italia, pues el PD es la novia con la que el presidente de la República, Sergio Mattarella, pretende casar al Movimiento 5 Estrellas (M5E) para conseguir que nazca un nuevo Gabinete en Italia. Tras fracasar en su intento de formar un pacto entre la coalición de centro derecha y el M5E, el jefe del Estado optó ayer por girar hacia la izquierda. Lo hizo al ofrecer un 'mandato exploratorio' a Roberto Fico, presidente de la Cámara de los Diputados, para que verifique las posibilidades de una alianza entre el PD y los 'anticasta'. No lo va a tener nada fácil Fico. Aunque se ha retirado de la primera línea y asegura que ahora sólo es un simple miembro de la Cámara Alta, Renzi sigue mandando. Y mucho. Los grupos parlamentarios de su partido están llenos de diputados y senadores elegidos por él a dedo entre los que va a pesar la negativa rotunda del ex primer ministro a llegar a cualquier tipo de acuerdo con el M5E. Desde el 5 de marzo Renzi siempre ha insistido en que el lugar del PD en esta legislatura debe ser la oposición. «Les toca a ellos, como decimos siempre», comentó en el último comunicado que mandó a sus seguidores.

Fico tratará probablemente de ganarse el apoyo de los dirigentes 'antirenzianos' del PD, alguno de los cuales no ve con malos ojos una alianza con el M5E. «Me pondré a trabajar de inmediato», comentó ayer el presidente de la Cámara de los Diputados tras recibir el encargo de Mattarella. «En mi opinión el punto fundamental es que se debe partir de los temas y del programa por el interés del país». Tendrá hasta el jueves para tratar de convencer al centro izquierda. Una de sus herramientas en las negociaciones será el documento de 10 puntos comunes entre los programas de los partidos que ha elaborado un profesor universitario a petición del M5E. Este texto sería la 'hoja de ruta' del próximo Ejecutivo. Si Fico fracasa, a Mattarella no le quedarían muchas opciones más que intentar formar una suerte de Gobierno de unidad nacional para cambiar la ley electoral antes de acudir de nuevo a las urnas con un sistema en el que sea más fácil conseguir mayorías parlamentarias.

Temas

Roma, Italia
 

Fotos

Vídeos