Interpol rescata a 85 niños esclavos de las calles y minas de oro de Sudán

Las víctimas proceden de varios lugares de África

AGENCIAS

Cerca de 100 víctimas de trata de personas han sido rescatadas en una importante operación policial en Sudán, entre ellos decenas de niños que eran obligados a trabajar en minas de oro ilegales, según ha informado este lunes Interpol.

La operación 'Sawiyan', en la que han participado 200 agentes de Policía sudaneses, ha rescatado a 94 personas, entre ellas 85 menores, de las redes criminales dentro y alrededor de la capital, Jartum, en una represión llevada a acabo por Interpol, según ha anunciado la organización policial.

Muchas de las víctimas eran de otros países africanos y se cree que viajaban hacia Europa cuando cayeron en manos de traficantes, según ha señalado el director ejecutivo de servicios policiales de Interpol, Tim Morris.

«Creemos que estaban pasando por Sudán y luego fueron secuestrado en el camino y desviados a estas actividades de trabajo forzado», ha aseverado Morris.

Las víctimas son de Chad, República Democrática del Congo, Eritrea, Níger, Sudán y Sudán del Sur. Además la Policía descubrió que algunos niños, de apenas diez años, manipulaban sustancias químicas peligrosas en minas de oro al aire libre al este de Jartum, mientras otros eran obligados a mendigar en la ciudad, según Interpol.

También han sido detenidos 14 presuntos traficantes y 20.000 dólares han sido incautados, un dinero que podría provenir de los rescates enviados por cada familia.

Sudán tiene una de las tasas de esclavitud más altas del mundo, con alrededor de 465.000 personas esclavizadas o una de cada 80 de su población, según el Índice Global de Esclavitud de 2018.

Los niños separados de sus padres o que viajan solos corren un alto riesgo de ser explotados o de sufrir violencia tanto sexual como física, según una portavoz de la oficina de la Organización de Naciones Unidas para la Migración (OIM).

«En muchos casos estos niños están expuestos a trabajos forzados no remunerados que incluyen mendicidad en las calles, minería de oro, venta ambulante, agricultura y otras condiciones de trabajo peligrosas con acceso limitado a educación, protección y servicios sanitarios», ha señalado la portavoz de la OIM.

La operación 'Sawiyan' formaba parte de una serie de redadas de Interpol sobre la trata de personas en el norte de África y el Sahel, que se centra principalmente en las rutas migratorias, según Morris.

«Episodios como este en el que se ven las terribles condiciones y la explotación (...) demuestran que hay que tratar este problema delictivo en particular a lo largo de toda la cadena de suministro y no solo en un extremo», ha añadido Morris.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos