Condenada a muerte en Sudán una joven por matar a su marido después de que la violara

Condenada a muerte en Sudán una joven por matar a su marido después de que la violara

La joven iba a ser violada de nuevo pero consiguió escaparse a la cocina, donde agarró un cuchillo y apuñaló a su marido para evitarlo

EUROPA PRESSMadrid

Un tribunal de Sudán ha condenado este jueves a muerte a una joven de 19 años por matar a su marido después de que éste la violara, tras negarse la familia del hombre a aceptar una compensación económica.

La mujer, Nura Hussein, fue obligada por su familia a casarse con el hombre cuando tenía 16 años, si bien posteriormente se fugó de su nueva casa y volvió con su familia debido a que era infeliz.

La joven volvió a la casa de su marido tras ser engañada por su propia familia, según dijo ella misma, y violada pocos días después por su marido mientras varios primos del hombre la mantenían inmovilizada. Un día después, el marido intentó violarla de nuevo y ella le apuñaló para evitarlo. Después de eso, huyó de nuevo a casa de su familia, que la entregó a la Policía.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión británica BBC, un juez de la localidad de Omdurmán ofreció a la familia del esposo la posibilidad de absolver a la joven a cambio de una compensación, si bien han preferido que sea ejecutada. Los abogados de Hussein ya han anunciado que apelarán la sentencia, mientras que la organización no gubernamental Igualdad Ahora escribirá al mandatario, Omar Hasán al Bashir, para pedir que le conceda el perdón.

Sudán ocupa el puesto 165 de 188 países en el Índice de Desigualdad de Género de Naciones Unidas, y ONU Mujeres afirma que la violencia contra mujeres y niñas está extendida en el país. El país no ha firmado la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y su legislación no criminaliza las violaciones en el matrimonio ni el matrimonio infantil.

Las leyes del país permiten el matrimonio de una niña una vez alcanza la pubertad y que una niña de diez años pueda casarse con la autorización de su 'guardián' y de un juez. Una de cada tres mujeres sudanesas se casan antes de los 18 años, según ONU Mujeres.

Amnistía Internacional (AI) ha criticad la condena a muerte. Nura Husein Hamad, de 19 años, «es una víctima y la pena pronunciada contra ella es de una crueldad intolerable», declaró el director regional adjunto de Amnistía Internacional, Seif Magango, en un comunicado.

«La pena de muerte es el castigo más cruel, inhumano y degradante. Aplicársela a una víctima no hace más que subrayar el fracaso de las autoridades sudanesas a la hora de reconocer la violencia que tuvo que padecer», agregó Magango. «Las autoridades sudanesas deben anular esta condena manifiestamente injusta y asegurarse de que Nura tiene derecho a un nuevo proceso, justo, que tenga en cuenta esas circunstancias atenuantes», exigió AI.

«El 2 de mayo de 2017, los tres hombres sujetaron a Nura Husein mientras que Abdulrahman la violaba. Al día siguiente, intentó violarla de nuevo, pero ella consiguió escaparse a la cocina, donde agarró un cuchillo. En el forcejeo que siguió, Abdulrahman murió tras haber sido acuchillado», explicó la misma fuente. Nura Husein regresó a su casa y su padre la entregó a la policía.

Durante el juicio, en julio de 2017, el tribunal la declaró culpable de «homicidio voluntario» tras haber aplicado una vieja ley que no reconoce la violación conyugal. Nura Husein Hamad, cuyo sueño era ser profesora, está detenida en una prisión para mujeres desde mayo de 2017.

En los últimos años, oenegés y activistas por los derechos de las mujeres y de los niños han realizado varias campañas contra los matrimonios forzados, principalmente de menores, un fenómeno extendido en Sudán.

 

Fotos

Vídeos