Podemos votará en contra del candidato popular a presidir la Junta de Castilla y León

Silvia Clemente charal con Pablo Fernández. /
Silvia Clemente charal con Pablo Fernández.

Su portavoz en las Cortes, Pablo Fernández, asegura que Juan Vicente Herrera sabe que su partido propuso una mesa con ocho miembros con el coste actual de cinco representantes y le acusa de mentir

EL NORTE

El portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla y León, Pablo Fernández, anunció hoy el voto en contra a la investidura del candidato del PP a la Junta por entender que sus políticas están en «las antípodas» de las propuestas y de la nueva forma de hacer política que propone la nueva formación, que se estrena en esta legislatura con diez parlamentarios en la Cámara.

Tras la «reunión cordial» con la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, en la ronda con los portavoces para proponer el candidato a la Junta, Fernández manifestó que «lo importante son las políticas» y no la cara que presente el PP, a quien ya confirmó que votarán en contra. En relación a los pactos que puedan cerrar los populares, ya sea con UPL o con Cs, afirmó que cada partido hace lo que considere, aunque sí evidenció «la dureza» de las criticas de los leonesistas a la Junta hasta ahora.

Pablo Fernández detalló que trasladó a la presidenta algunos ejes de su programa como el plan de rescate ciudadano, la petición de una auditoria del sector público de la Junta, la petición de comisiones de investigación, como la de las eólicas, o el inicio del debate sobre la ley de Ordenación, Servicio y Gobierno del Territorio, aprobada por el pacto de PP-PSOE.

Además, expresó a Clemente la voluntad de Podemos de que se amplíe la Mesa de las Cortes para que tengan presencia los nuevos grupos que han entrado en la Cámara y desmintió que ellos hayan hecho una propuesta en las reuniones interna y otra en declaraciones a los medios de comunicación.

En tal sentido, acusó al portavoz en funciones de la Junta, Juan Vicente Herrera, de mentir y añadió que él sabe que Podemos propuso una mesa con ocho miembros con el coste actual de cinco representantes, tanto en la reunión de todos los grupos como en la que tuvieron con el PP y después lo trasladaron así a los medios de comunicación. «La premisa básica es decir la verdad. Es importante que los representantes públicos no mientan», aseveró.

Sobre las dedicaciones exclusivas, manifestó que están en estudio y en relación a la ampliación de la mesa explicó que la presidenta ha encargado un informe a los servicios jurídicos con las propuestas planteadas, ya que el PP plantea un órgano de seis miembros, con tres populares y uno para el resto de los tres grupos.

 

Fotos

Vídeos