El ‘wasapeo’, la última moda de los políticos

El ‘wasapeo’, la última moda de los políticos

Partidos y candidatos ensayan en la campaña las posibilidades del servicio de mensajería móvil más popular del momento 

LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN

M ás de mil mensaje por hora recibió el actor Toni Cantó el primer día que habilitó un número de whatsapp para poder comunicarse con los ciudadanos cuando aún era candidato a la Presidencia de la Generalitat valenciana por UPyD. Los 21.000 mensajes que recibió en un día colapsaron su teléfono móvil, tal vez como un presagio tecnológico de otro colapso político.

Cantó fue de algún modo pionero en la utilización de las nuevas tecnologías y, en concreto, de los servicios de mensajería móvil para conectar con posibles votantes. Otros políticos, como Esperanza Aguirre, candidata del PP a la Alcaldía de Madrid, también se apuntaron al whatsappeo (o wasapeo, como prefiere la Fundéu)para recabar ideas, sugerencias y quejas. Hasta el periódico británico The Guardian ha publicado una información en la que describe como insólita esta relación entra la política española y el whatsapp.

Pero no visualice usted al político en cuestión contestando a los mensajes en bata y zapatillas desde el sofá de su casa. Normalmente, este tipo de herramientas las gestionan los equipos de comunicación de los partidos, que están viendo un filón en un servicios de mensajería que cuenta con más de 700 millones de usuarios activos en todo el mundo y más de 21 millones en España.

EnCastilla yLeón, el PartidoSocialista es uno de los más activos en el wasapeo. Los candidatos a las Alcaldías de Salamanca, Palencia,Soria y Valladolid, además de Luis Tudanca, que opta a la Presidencia de la Junta, han recogido a través de distintos números de teléfono propuestas e ideas para sus programas electorales. Algunos de ellos, como Óscar Puente, continúan utilizando este servicio de mensajería para comunicarse con los ciudadanos. «Nos llegan sugerencias de todo tipo, sobre todo relacionadas con la gestión municipal», explican desde el equipo del candidato socialista a la Alcaldía de Valladolid. «Lo que más sorprende a la gente es que Óscar siempre contesta en persona.Lo valoran mucho», añaden.

Ideas para el programa

Los populares castellanos y leoneses han limitado el uso del whatsapp a la precampaña, aunque ahora continúan recogiendo ideas e informando de los actos principales a través de un número del partido. «Lo más prioritario es el contacto persona a persona. Que los ciudadanos se acerquen a nosotros para darnos sus propuestas», argumenta Carlos Fernández Carriedo, presidente del partido en Palencia y candidato por esa provincia a las Cortes.

UPyD también ha introducido whatsapp en la campaña dentro de Castilla y León. Además de como fuente de sugerencias y propuestas, lo utilizan para dar difusión a sus actos de partido, «pero sin caer en la publicidad invasiva o el spam», explica David González, responsable de Comunicación del Consejo Local de Valladolid de UPyD.

Otro error en el uso del whatsapp es manejarlo como un altavoz en lugar de como una herramienta de comunicación y diálogo con los electores. Para Ana Aldea, directora de Comunicación de Redlines, «tener que recurrir a software de terceros para automatizar la respuestas no solo contravienen las normas de whatsapp sino que además ofrece poco valor añadido respecto a las otras redes sociales». A su juicio, el verdadero uso de este servicio en la campañas electorales pasa por articular redes de activistas que permitan a los partidos colocar los mensajes rápidamente.

Otros partidos, como Ciudadanos o Podemos, han preferido no subirse al carro de este servicio de mensajería, que cuenta con una cuota de penetración del 70% entre los usuarios de telefonía móvil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos