Euforia en Vox: «Hemos hecho historia»

Santiago Abascal, líder de la formación, sacó pecho por haber contado con el apoyo de «esos andaluces que decían que no cabían en su tierra, pero tienen hoy la llave de San Telmo para expulsar a la corrupción de la Junta»

R. C. Y AGENCIAS

Los militantes y simpatizantes de Vox han recibido con gritos de «doce, doce» el resultado de las elecciones andaluzas, que le da ese número de escaños en el Parlamento andaluz.

Al grito de «Viva España» y «por fin tenemos voz» se han recibido también unos resultados históricos para este partido, que hacen que el PP, Ciudadanos y Vox sumen, 59 escaños, tres más que la mayoría absoluta, mientras que el PSOE se derrumba hasta los 34 diputados, el peor resultado de su historia.

Nada más conocerse los primeros resultados se ha pedido a los militantes que retiren las sillas del salón del hotel donde están reunidos para aumentar su aforo, de cara a la cantidad de personas que se espera que vayan llegando durante la noche.

Abascal

El éxito de esta opción de extrema derecha ha llegado, además, sin grandes nombres en sus listas. Al margen de la campaña de algunos conocidos como el torero Morante de la Puebla, Vox ha triunfado con candidatos de bajo perfil. Por Sevilla ha resultado elegido un juez conocido por sus ideas conservadoras, y a veces discutibles en lo que a la jurisprudencia se refiere. Luz Belinda Rodríguez será diputada por Almería. Tiene 38 años y es una auténtica desconocida, alguien invisible en una multitud. Y no sólo porque sea nueva en esto de la política, sino porque ha permanecido alejada de los medios de comunicación y apenas se la ha visto pidiendo el voto más allá de los poquísimos actos públicos que su partido ha organizado en su provincia. Pese a su escasa presencia en las calles, el mensaje de Vox ha calado entre el electorado. El éxito se justifica, según la versión de los grandes triunfadores de las elecciones en Andalucía, en que «la gente está cansada de lo políticamente correcto». Bajo este mantra, Vox se emplea a fondo para entrar en las instituciones del país. Fundado en 2013, Vox propugna eliminar las 17 comunidades autónomas en nombre del ahorro y la defensa de la unidad de España. Propone también ilegalizar los partidos separatistas catalanes, después de haberse unido a la acusación de la Fiscalía contra los dirigentes independentistas presos a la espera de juicio.

Santiago Abascal, líder de la formación, sacó pecho ayer ante los suyos por haber contado con el apoyo de «esos andaluces que decían que no cabían en su tierra, pero tienen hoy la llave de San Telmo -la sede del Gobierno andaluz- para expulsar a la corrupción de la Junta».

«No os vamos a defraudar, por supuesto, y vamos a ir hasta el final para defender las ideas con las que nos hemos comprometido y por la que todos vosotros nos habéis votado», dijo, y añadió que Vox «es sólo un instrumento al servicio de España».

Temas

Vox
 

Fotos

Vídeos