Trump dará 16.000 millones a los agricultores para paliar los efectos de la guerra comercial

Trump rodeado de agricultores y granjeros estadounidenses./EP
Trump rodeado de agricultores y granjeros estadounidenses. / EP

Es el segundo paquete de ayudas que aprueba para repartir entre un colectivo que puede convertirse en su impulso para repetir como presidente en las elecciones de 2020

E. Martínez
E. MARTÍNEZMadrid

El presidente Donald Trump parece haber oído los malos augurios de los expertos sobre la guerra comercial en la que EE UU y China están inmersos. Este mismo jueves el FMI avisaba de los efectos negativos sobre el empleo, las inversiones y la sociedad que este conflicto va a traer tanto para los ciudadanos de China como para los estadounidenses. Quizá por ello o puede ser que por razones más electoralistas, Trump aprobó este viernes un segundo paquete de ayuda -el primero fue el pasado mes de julio por valor de 12.000 millones- a los agricultores de su país de 16.000 millones de dólares (unos 14.300 millones de euros) que consiga paliar los efectos de la guerra comercial con el gigante asiático.

Lo curioso es que Trump pretende financiar este plan precisamente con lo que obtenga de la subida de tasas: «Se financiará con los miles de millones de dólares que el Tesoro recibe de los aranceles a China». De hecho, con parte de esos 16.000 millones pretende que los agricultores puedan «acceder a otros mercados» ya que el presidente tiene claro que si China impone los aranceles, sus productos se venderán «en otros lugares».

Estas ayudas se darán entre uno de los grupos de población que más apoya al actual presidente, lo que podría auparlo a la reelección en las elecciones que se celebrarán en noviembre de 2020.

Reunión en el G20

Como ejemplo de los efectos de la guerra comercial, las exportaciones de soja de EE UU a China han caído más de un 80% en 2018, ya que el gigante asiático ha pasado de comprarle soja a Brasil y Argentina. Desde principios del mes de mayo, Estados Unidos incrementó los aranceles para las importaciones de más de 5.000 productos chinos del 10% al 25%.

Además, Trump ya ha amenazado con aplicar estas tasas al resto de las importaciones procedentes del país asiático si no alcanza un acuerdo comercial con ellos. En respuesta, China anunció que a partir del mes de junio impondrá aranceles también del 25% a bienes de EE UU a partir del 1 de junio.

A pesar de estos malos datos, el presidente americano afirmó este viernes que es «optimista» de que «en algún momento» llegará a un acuerdo con China para frenar la guerra comercial, recordando que dentro de un mes se reunirá con el presidente chino Xi Jinping en la cumbre del G20 en Japón.

Más información