Japón sube el IVA para pagar las pensiones

Varios jubilados./Óscar Chamorro
Varios jubilados. / Óscar Chamorro

Incrementa el impuesto dos puntos hasta el 10% para hacer frente al endeudamiento derivado del envejecimiento de la población

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Japón ha aumentado considerablemente su deuda pública en los últimos años (actualmente se sitúa en el 238% del PIB) para costear el sistema público de salud y de pensiones, cuyo gasto ha aumentado mucho debido al envejecimiento de su población. Para solucionarlo, el gobierno nipón ha decidido aumentar el IVA en dos puntos hasta el 10%.

Según explicó el primer ministro Shinzo Abe, el objetivo es «garantizar la Seguridad Social para todas las generaciones», comprometiéndose además a aumentar la prestación para los pensionistas de bajo ingresos y a construir más guarderías públicas para incentivar la natalidad.

El incremento del IVA generará unos ingresos anuales adicionales para las arcas públicas de 48.382 millones de euros, según las estimaciones del Ejecutivo.

Es la segunda vez en cinco años que el gobierno sube el IVA, después de que en 2014 se alzara desde el 5%. A pesar de este incremento, Japón es uno de los países de la OCDE con un IVA más bajo, ya que la media se sitúa en el 19,3%.

Pensiones en España

Entre los países que están por encima se encuentra España. El Gobierno de Zapatero subió este impuesto del 16% al 18% en 2010 por la crisis y dos años más tarde fue Rajoy quien lo aumentó hasta el 21% actual. El nuestro es, junto con Japón, el país donde el reto demográfico es más grave porque la esperanza de vida es muy alta (83,4 años) mientras que la tasa de natalidad cae año tras año (actualmente se sitúa en 1,2 hijos por mujer).

Habrá que tomar medidas «urgentemente» para costear el sistema de pensiones, reclaman desde el Consejo General de Economistas. Sin embargo, subir el IVA les parece una medida que afectaría mucho al consumo y eso repercutiría en la economía en general. «Teniendo en cuenta el peso que tiene el consumo en el PIB español, la subida del IVA afectaría mucho más que en Japón», explicó Antonio Pedraza, presidente del organismo, al ser preguntado por este periódico.

En su opinión, en un momento como el actual de desaceleración económica, una medida así «solo empeoraría la situación».