Tres mossos heridos en los enfrentamientos con los taxistas en el Parlament

El portavoz de Élite Taxi Barcelona, Tito Álvarez, habla por el megáfono en las puertas en las puertas del Parc de la Ciutadella, donde se encuentra al Parlament. / efe

Los taxistas de Barcelona mantienen la huelga por su rechazo a los vehículos VTC

CRISTIAN REINO Barcelona

Los taxistas de Barcelona han decidido este lunes en asamblea mantener la huelga indefinida, convocada el viernes pasado como protesta contra el decreto de la Generalitat para regular los vehículos VTC, entre otros los de Uber y Cabify. Tras bloquear con sus coches la Gran Vía de la capital catalana, los taxistas se han dirigido esta mañana a la Consejería de Economía y más tarde la marcha de varios centenares de taxistas se ha dirigido al Parlamento catalán, donde se han producido momentos de tensión.

Los Mossos han cerrado el parque de la Ciudadela, donde está la Cámara catalana, pero aún así los manifestantes han tratado de irrumpir a la fuerza. Los Mossos han respondido con cargas para evitar que los taxistas pudieran entrar al recinto. Además, han exigido poder reunirse con el presidente de la Generalitat, pero se da la circunstancia de que Quim Torra no está hoy en Barcelona, sino que ha viajado a Bruselas, donde el grupo parlamentario de JxCat se reúne con Carles Puigdemont.

Durante las cargas, tres agentes de los Mossos han resultado heridos de diversa consideración, uno de ellos al recibir el impacto de una botella de vidrio en la cabeza, en los enfrentamientos para intentar evitar que un grupo de taxistas accediera por la fuerza a las puertas del Parlament.

Los sindicatos de los taxis presionan contra el decreto que prepara la Generalitat de regulación de los vehículos VTC, que exigiría entre otras cuestiones una precontratación de 15 minutos a empresas de APP como Uber y Cabify. Los taxistas tienen previsto cortar las rondas de circunvalación de Barcelona y se dirigen también al puerto de Barcelona. El portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez, ha anunciado que el comité de taxistas presentará «una querella criminal y una demanda civil, por competencia desleal, contra Uber y Cabify».

Desde sectores económicos, como el Gremio de la Restauración, han cargado contra los taxistas, al entender que la parada «patronal» que llevan a cabo es «abusiva» pues «invade las calles sin autorización».

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, se ha reunido con agentes económicos y representantes de las VTC, a los que ha avisado que tendrán que ceder porque el sector del transporte público no está liberalizado.

Más información

 

Fotos

Vídeos