Rugby

Joe Mamea cuelga las botas para entrenar en Valencia

Mamea, con su hijo en brazos, se despide del presidente Santiago Toca. /D. M.
Mamea, con su hijo en brazos, se despide del presidente Santiago Toca. / D. M.

El samoano deja «el club de su vida» para iniciar su carrera en los banquillos en el Andeme Tatami valenciano

DAMIAN MORENOValladolid

Visiblemente emocionado, Joe Mamea se despedía del SilverStorm El Salvador tras nueve intensos años en los que ha sido el baluarte del «club de su vida». Su decisión de dejar el rugby como jugador no es nueva, ya que como reconocía en la rueda de prensa de su despedida, hace dos años que empezaron a hablar sobre «la transición jugador-entrenador». «Es una decisión muy difícil que he consensuado tanto con el club como con mi familia. Es la hora de salir y empezar una nueva etapa. Gracias al club por cuidarme, a los aficionados por hacerme disfrutar tanto cada año y a los niños, que siempre los llevaré en el corazón».

El de Samoa ejemplifica a la perfección los valores del club chamizo y así se lo hicieron saber tanto el presidente, Santiago Toca, como Juan Carlos Pérez, su ya exentrenador y amigo. «Es triste que alguien de su nivel se retire, pero el tiempo nos pone cada uno en su lugar. Joe es un ejemplo como jugador en el día a día pero también como persona», afirmaba el presidente. Y es que el recuerdo que deja Mamea, tanto en el club como en la afición, es muy grande y difícilmente va a poderse olvidar a corto plazo. «Son nueve años desde que me llegó su currículum. Sabíamos que fichábamos a un buen jugador pero ha sido más que eso. Ha sido un líder en momentos muy difíciles, sobre todo cuando estábamos sufriendo», explicaba Juan Carlos Pérez con un nudo en la garganta. «El equipo se ha preparado para su marcha en términos deportivos. Hemos traído a dos jugadores para cubrir su baja, pero no su liderazgo. Eso va a ser mucho más complicado de suplir».

Acompañado por su mujer y su pequeño, el '8' sabe que las puertas del Chami siempre estarán abiertas para él. Por ahora, su destino está en Valencia. El Andemen Tatami anunciaba su incorporación una vez el jugador comunicó que colgaba las botas. Llega al equipo valenciano para dar sus primeros pasos como entrenador y formador de futuros jugadores. «En un futuro es posible que vuelva a trabajar con el club, pero para eso tengo que crecer como entrenador, construir mis ideas y ganar experiencia», finalizaba Mamea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos