Atletismo

Contra el crono y el barro

Los corredores tratan de hacerse con la cabeza de la carrera en la edición del año pasado. /Marta Moras
Los corredores tratan de hacerse con la cabeza de la carrera en la edición del año pasado. / Marta Moras

La previsión meteorológica anuncia lluvias durante el Cros de Venta de Baños, lo que garantiza el espectáculo

LÍA Z. LORENZO Palencia

La imagen del corredor, cubierto de barro, emergiendo entre la niebla, con la piel castigada por el frío es uno de los símbolos del cros, la disciplina que representa como ninguna otra la esencia del atletismo. Solo el corredor y la tierra. Todo parece indicar que la XXXIX edición del Cros de Venta de Baños va a brindar una edición para recordar.

Si el año pasado, la pelea entre Barega y Kiplimo mantuvo en vilo a los espectadores hasta el final, este año el tiempo convertirá el circuito en un infierno de barro. La Aemet anuncia intensas lluvias para toda la mañana, lo que garantiza que tanto la pista de ceniza como el resto de recorrido muestren un aspecto temible para los corredores. Los aficionados van a poder disfrutar de un bello espectáculo desde las 9:30 horas, cuando se dará la salida de las primeras categorías.

Eso sí, los absolutos no debutarán hasta las 12:50 horas, cuando las mujeres se colocarán en la línea de salida para recorrer los 7.575 metros que la organización ha preparado para ellas. A priori la victoria se la van a disputar las dos jóvenes corredoras etíopes, Letesenbet Gidey y Hawi Feysa. Con 20 y 19 años respectivamente, las dos fondistas están aún en pleno crecimiento en un país en el que las carreras son casi una religión.

En una año de transición, con el Mundial de Doha en el horizonte y con el ciclo olímpico llegando a su fin, Letesenbet Gidey ha hecho una gran temporada al aire libre y ostenta la tercera mejor marca del año en los 5.000 metros (14:23.14). Ambas pondrán a prueba su juventud ante la veteranísima Inés Monteiro, una habitual del cros que cuenta con multitud de participaciones en los mundiales.

Luego aparece el nutrido grupo de atletas españolas, donde también tienen representación las palentinas, con nombres como Mata García o Cristina García Catalina. Ellas serán las encargadas de asumir el protagonismo antes de que los chicos se coloquen en la línea de salida sobre las 13:25. Y entre todos los nombres destacan dos por encima de todos. El primero el de Vincent Rono, séptimo en el Mundial de Cros de Kampala y décimo este año en Atapuerca tras una carrera durísima, marcada por el intenso viento. El keniano es el gran favorito para hacerse con la victoria, aunque tendrá un duro rival en su compatriota Benjamin Kigen, un especialista en 3.000 obstáculos ha ganado a grandes especialistas, como Conseslus Kipruto o Evan Jager. En keniano firmó una última vuelta (57.89) para recordar en la Clásica de Prefontaine (EEUU) con un espectacular tiempo de 8:09:97 (PB). A sus 25 años, Kigen parece haber encontrado su lugar y se encuentra en el mejor momento de la carrera. Los aficionados palentinos podrán ver por primera vez a un corredor que aún no ha corrido en España.

Habrá que esperar para saber si Ibrahim Ezzaydouny puede hacer sombra a los dos kenianos. El marroquí, un fondista clásico, ha firmado su mejor marca esta temporada en los 3.000 metros obstáculos (8:14:62). Junto a él aparece una serie de nombres que quieren pelear por el podio. Se trata de Awet Habte, Rui Teixeira, Javier Guerra, Houssame Benabbou (campeón del cros de Mariano Haro en noviembre) o el palentino Javier García del Barrio. Víctor Ruiz, reciente campeón de Europa en el relevo mixto con España, ha sido baja de última hora, por lo que los aficionados venteños se quedarán sin ver a uno de los atletas de cros más en forma del panorama nacional. Y es que el Cros de Venta de Baños coincide con una concentración de la Federación Española de Atletismo en Sudáfrica, lo que ha impedido que muchos de los mejores corredores de campo a través no puedan acudir a la tradicional cita con Venta de Baños. A pesar de esa dificultad, la organización de la carrera ha conseguido que más de 1.400 corredores se den cita en el circuito. Un número espectacular que va más allá de las carreras absolutas. Porque por si algo se caracteriza este cros es por conseguir que todas las categorías se vean implicadas y que los más pequeños, los atletas del futuro, puedan competir por un día muy cerca de las grandes estrellas internacionales de la especialidad. Así se podrá ver la carrera de los más pequeños, los chupetines, y luego observar como algunos de los mejores fondistas del mundo toman la salida. Porque, desde que empezara su andadura en el año 1980, esta carrera siempre ha cuidado mucho la participación de los más jóvenes. Hay que recordar que el cros alcanzó la categoría de internacional en 1983 y ha conseguido atraer a algunos de los más destacados corredores de campo a través del momento gracias a que forma parte de la ANOC, cuyo circuito está considerado el mejor del mundo. Por eso es una de las citas clásicas en el cros nacional. La XXXIX edición celebrará la capacidad que tienen para situarse en el centro del foco del fondo internacional, algo que es cada vez más complicado.

 

Fotos

Vídeos