Atletismo

Semenya, derrotada por la justicia, fuera del Mundial de Doha

Caster Semenya, durante una competición. /AFP
Caster Semenya, durante una competición. / AFP

La sudafricana se muestra «muy decepcionada», pero promete que no renunciará a seguir su lucha «por los derechos humanos de todas las atletas afectadas»

COLPISA/AFPParís

La sudafricana Caster Semenya no defenderá su título mundial de los 800 metros en Doha el próximo mes de septiembre después de que un juez suizo revocase la suspensión temporal del polémico reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) que afecta a las atletas hiperandróginas. La Corte Suprema suiza adoptó esta decisión a la espera de pronunciarse sobre el recurso presentado por Semenya contra el reglamento de la IAAF que considera «discriminatorio».

«Estoy muy decepcionada por no poder defender el título que tanto me costó ganar, pero esto no me hará renunciar a seguir en mi lucha por los derechos humanos de todas las atletas involucradas», declaró la sudafricana en un comunicado hecho público por su abogada. En el texto, Dorothee Schramm, letrada de Caster Semenya, informó que el lunes «un juez de la Corte Federal Suprema de Suiza revocó los fallos anteriores que habían suspendido temporalmente el reglamento de la IAAF a la espera del resultado de la apelación de Caster contra la decisión del TAS», el Tribunal de Arbitraje Deportivo que en mayo se pronunció a favor de la nueva normativa.

Schramm precisó que el juez de la Corte Suprema tomó una «decisión procesal» que no tiene ningún impacto sobre la decisión del tribunal del recurso presentado por la atleta sudafricana. «Continuaremos defendiendo el recurso de Caster y luchando por los derechos humanos fundamentales. Una carrera siempre se decide en la línea de meta», argumentó la abogada.

Semenya está enfrascada en una disputa con la IAAF y ambas partes están a la espera de lo que decida la justicia suiza sobre el polémico reglamento de la federación, que pretende que las atletas hiperandróginas se sometan a tratamientos hormonales para rebajar los niveles de testosterona para poder competir a nivel internacional en las pruebas que van de los 400 metros a la milla (1.609 metros).

La IAAF estima que una tasa de testosterona elevada ofrece a estas atletas una ventaja injusta en la categoría femenina. Para el estado civil, la atleta sudafricana es una mujer. Pero para la IAAF, las mujeres como Caster Semenya, con atributos masculinos debidos a una cierta diferencia de desarrollo sexual, son «hombres biológicos», una noción muy criticada por la defensa de la deportista.

Únicamente el atletismo se ha pronunciado sobre este asunto espinoso. El Comité Olímpico Internacional (COI) ha creado un grupo de expertos para reflexionar sobre este tema.