Antonio Hermoso: «Mariano Haro es el mejor atleta español de todos los tiempos»

Antonio Hermoso, con un balón de balonmano. /Marta Moras
Antonio Hermoso, con un balón de balonmano. / Marta Moras

El polifacético abogado, político, actor, director de teatro y deportista recibe hoy el Galardón Honorífico de los Premios del Deporte Palentino

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

Una vida dedicada, entre muchas disciplinas, al deporte. Antonio Hermoso ha sido el pionero de muchos deportes en la provincia y de su dedicación se están recogiendo hoy en día muchos frutos que él sembró. En su época más joven, Hermoso jugó al baloncesto y en campeonatos juveniles de natación y atletismo, además de practicar fútbol. En Madrid fichó por el Getafe, pero enseguida se cambió al balonmano, donde jugó, entre otros equipos, en el Atlético de Madrid, además de ser convocado con la selección española. Se retiró del deporte profesional con tan solo 23 años y, alejado de las canchas, fundo, junto con Gerardo Cisneros el Club Educación y Descanso, donde emergió la figura de Mariano Haro. Todo esto y mucho más ha servido para que Antonio Hermoso reciba hoy el galardón honorífico de los Premios del Deporte Palentino.

–¿Qué supone para usted recibir este premio honorífico?

–Siempre es agradable y nunca se sabe si es o no merecido. Se lo agradezco al comité organizador, porque han pasado muchos años de mis posibles méritos en el deporte.

–Este galardón, a partir de hoy, lo tendrán solamente usted y su amigo Gerardo Cisneros (entrenador de Mariano Haro)...

–Para mí es un orgullo compartir este galardón con mi amigo Gerardo Cisneros.

–Todos estos premios ponen en valor todo el trabajo llevado a cabo con el Educación y Descanso...

–Creo que sí. Se reconoce el mérito del Educación y Descanso. No recuerdo si fue Gerardo o fui yo quien creó el Educación y Descanso. Los dos colaboramos y, aunque yo fuera el presidente, siempre fui de la mano con Cisneros. Tuvimos ocho modalidades deportivas en Palencia, donde destacaba el atletismo y el balonmano. En esos años no solo destacaba Haro, había grandes figuras como Santiago de la Parte, que si no llega a ser por la existencia de Haro, hubiera sido mucho más popular. Hubo otros grandes atletas palentinos, casi tan buenos como Husillos.

–¿El atletismo palentino está recogiendo en estos momentos el trabajo de tantos años?

–Se puede decir que el pionero del atletismo en la provincia fue el Educación y Descanso, sobre todo Gerardo, que fue el entrenador y el descubridor de Haro. Lo vio en un carrera extraña, sin gran importancia, pero le llamó la atención la enorme fuerza de Haro. Le hizo una gran figura. Entre las cualidades de Haro y las enseñanzas de Gerardo surgió un atleta que para mí ha sido el mejor atleta español de todos los tiempos.

–Atletismo, fútbol, balonmano, baloncesto... ha practicado muchos deportes. ¿Con cuál se queda?

–En cuanto a práctica me quedo con el balonmano. Hice atletismo con unas marcas discretas y, en cambio, en balonmano jugué en División de Honor. También creo que podía haber jugado al fútbol. En Madrid, aunque nunca he cobrado una peseta por el deporte, un agente me envió al Getafe, que, por aquel entonces, era un club discreto. Pronto me tentaron en el balonmano, porque tenía grandes amigos dentro de ese deporte. Además, tenía un defecto para el fútbol porque tenía las manos muy pequeñas y era muy difícil blocar los balones aéreos. Posteriormente, a los 23 años dejé el balonmano de élite y volví a Palencia (por aquel entonces no había balonmano en la ciudad) y creé un equipo con jugadores, que la mayoría eran de baloncesto. Ese equipo ascendió a Primera División.

–Es impensable que hoy en día un deportista de élite lo deje a los 23 años...

–El último año que jugué en Madrid lo hice en el Femsa, que era un excelente equipo y, además, me ofrecía un trabajo. Este equipo quería que siguiese jugando con ellos los fines de semana y eran muy generosos con los desplazamientos, pero ya estaba en Palencia y no seguía entrenando al mismo nivel.

–Y en esos años, le llamó la selección española de balonmano...

–La selección me convocó con anterioridad, con 20 o 21 años, en tres ocasiones. Por aquel entonces jugaba en el San Fernando, donde estuve cuatro años. Era otra época, no había esos traspasos que existen ahora. El Femsa tenía un portero excelente y yo empezaba quinto de carrera. Los dos equipos cambiaron a los porteros. Por eso dejé el Atlético de Madrid.

–¿De su año en el Atlético, le surgió su sentimiento colchonero?

–Soy del Atleti de toda la vida. De hecho, el primer partido oficial que jugué de balonmano fue contra el Atlético de Madrid. Era diferente, porque en esa época se jugaba al balonmano a once, que era el oficial. El de a siete o sala empezaba por esas fechas. Empecé a once con el Atlético y jugué a siete con el San Fernando.

–Hablando del Atlético, aunque sea futbolero, le tengo que mencionar a Isacio Calleja...

–Isacio Calleja es un gran amigo. He visto fútbol con él y da gusto. Con Calleja vi algún partido y me enseñó mucho.

–¿Cómo fue ese cambio de pasar del balonmano de once a siete?

–La mayor diferencia era la portería, que en el de once era más grande y creo que el área estaba marcada a once metros también.

–Además, los palentinos podrán disfrutar de la selección de balonmano a principios de año en el memorial Domingo Barcenas, con el que usted jugó...

–Domingo Barcenas jugó conmigo en el Atlético de Madrid y fue un gran jugador y un gran compañero. Luego seguí manteniendo amistad con él durante muchos años. Nos entrenaba Jorge Hernández Bravo, que además era jugador también. En aquella época había muchos entrenadores-jugadores.

–Me imagino que tenga muchos recuerdos del balonmano...

–Recuerdo cuando Palencia acogió la final de la Liga Asobal y las semifinales y final de la Copa del Rey. Yo estaba en la Federación Española de Balonmano y logré para Palencia, con la colaboración del Ayuntamiento, llevarlo hasta el pabellón. Fue interesante en la final de Copa, cuando le dieron al mejor portero un trofeo con mi nombre. Aquel trofeo se lo llevó el portero Buligan, del Barcelona, donde ya estaba Urdangarín, aunque en ese partido no jugó.

–El atletismo y el balonmano también están representados en estos premios con las nominaciones de Husillos, Cuadrado, el Puentecillas y la delegación de balonmano...

–Ahora lo que prima en Palencia es el baloncesto, que también voy a verlo. El atletismo y el balonmano no se pueden olvidar. El atletismo continúa fuerte con el trabajo de Luis Ángel Caballero (presidente del Puentecillas y entrenador de Husillos). Fue un gran atleta y hoy es un excelente entrenador.