«Quizás lo mejor hubiese sido aplazar la primera jornada»

La plantilla de la Segoviana, durante un entrenamiento. /Antonio Tanarro
La plantilla de la Segoviana, durante un entrenamiento. / Antonio Tanarro

Manu González trata de aislar a la plantilla de la Segoviana de la disputa entre la federación y la justicia ordinaria

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

El entrenador de la Segoviana, Manu González, intenta abstraerse de la inestabilidad federativa con el caso del Real Burgos y el choque frontal entre la Federación Española de Fútbol y la justicia ordinaria. «Yo sigo preparando el partido contra La Bañeza [domingo a las 18:00 en La Albuera], no hablo nada de esto en las charlas. A nosotros lo que nos interesa es competir». En la misma línea se expresó Kike en la rueda de prensa celebrada ayer en el Estadio Municipal de La Albuera. «Estamos bastante aislados de ese problema. El jueves pasado vinimos a entrenar pensando que jugaríamos en Cebreros, acabamos en Briviesca y el equipo reaccionó a las mil maravillas. Nosostros nos vamos a centrar en jugar al fútbol dónde nos manden y sumar los mayores puntos posibles».

El caso puede cambiar en cualquier momento en función de lo que decida el Juzgado de instrucción Número 5 de Valladolid. La federación nacional no dio por valido el auto de este juzgado el 16 de agosto por el que exigió a la federación regional incluir al cuadro burgalés -y así lo acató, estableciendo al día siguiente un calendario para un grupo de 21 equipos- y ordenó recuperar a última hora al calendario anterior. A su vez, el juzgado no acepta la decisión de la federación y ha avisado estos días al ente regional, presidido por Marcelino Maté, que cumpla el auto. «Quizás lo mejor hubiese sido tomarse una semana de descanso, aplazar la primera jornada y tomar una decisión en consenso con todos los clubes que estamos en el ajo. Creo que con la primera jornada disputada es un poco tarde para dar marcha atrás y buscar otras soluciones. Quizás esperar los autos y las reclamaciones habría sido lo más correcto», apuntó González.

En lo deportivo, el técnico reconoció el éxito de Ramsés, su segundo entrenador y director deportivo, en el buen rendimiento de la Segoviana a balón parado en Briviesca. «Tiene todo el mérito. Es una tarea que le encomendé desde el primer día porque sería vital para sacar puntos, sobre todo fuera de casa. En el primer partido, un tanto de Anel, que pudo hacer otro, más acciones de peligro y apenas sufrimos en defensa». El técnico también valoró otra clave de la victoria, el juego de sus extremos. «Mi idea desde el primer día es que abran el campo lo máximo posible para dar espacios, necesitamos esa amplitud. Así nos pasó el otro día en el tanto que marcó Calleja y en el gol de Mika del amistoso en La Granja. Es una de las ideas que llevamos trabajando desde el principio de temporada y una de las que mejor están saliendo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos