TERCERA DIVISIÓN

El nuevo Salmantino pasa su primer examen

Los jugadores del Salmantino celebran el primer gol ante el Zamora de Murci./ANTORAZ
Los jugadores del Salmantino celebran el primer gol ante el Zamora de Murci. / ANTORAZ

El equipo de Pablo Cortés, que sigue con pleno de victorias, supera a un Zamora que no metió miedo

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Era una prueba de madurez para el nuevo CF Salmantino de Pablo Cortés y el equipo blanquinegro sacó adelante el duro examen ante el Zamora. Tras ‘redebutar’ con un cómodo triunfo ante el débil Uxama (5-0), ayer visitaba de nuevo el Helmántico uno de los aspirantes al play-off, el Zamora, y los blanquinegros sacaron adelante el examen con solidez en un partido sin brillo por 2-0 para seguir cuartos en una zona de arriba cada vez más apretada tras la derrota de Unionistas y la victoria de los otros cuatro primeros.

Sorprendió Pablo Cortés de inicio alineando a Galván, pitado en el último partido, por Caramelo (fiebre), mientras que Tejedor recuperó su lugar en el centro de la zaga tras cumplir sanción en detrimento de Mansour. El joven técnico charro, que lleva cuatro victorias n otros tantos partidos al frente del equipo, volvió a dejar fuera de la lista por segunda semana seguida al punta Izazola. Curioso.

Los primeros quince minutos pasaron sin un dominador claro en un partido que se veía desde el inicio que iba a ser muy táctico por el gran conocimiento que exhibieron los técnicos de sus oponentes. Mientras el Zamora se exigía tapar a Garban por la derecha con Levas, el Salmantino quería atar en el lateral a Adrián colocando a Galván por su zona.

La primera clara fue del Zamora, con una falta directa por bajo de Carlos Ramos, que le bota justo antes a Rodri, que desvía con muchos problemas a córner.

La respuesta local fue en el 17 con el primer disparo entre palos del partido: Amaro prueba fortuna desde fuera del área, el balón le hace un extraño a Berlana, que atrapa en dos tiempos desde el suelo. A partir de ahí el Salmantino fue ganando metros. Tanto que en el 24 y en una trenzada acción, Galván cogió un balón en el interior del área por el centro, la levantó con buen gesto técnico por encima de un central y tras un primer toque de un compañero, el balón le cae a Murci, que marca a puerta vacía mientras todo el Zamora reclamaba un más que posible fuera de juego del punta pero ni el asistente ni el colegiado lo anularon.

El partido siguió sin un dueño claro, con llegadas a la zona de tres cuartos de ambos conjuntos pero con pocas ocasiones. Siempre faltaba un último pase para que las acciones terminaran verdadero peligro. Tenía que ser en acciones individuales como la de Sopale a la media hora de juego, cuando se internó en el área por la izquierda y tras recortar a su par, se sacó un gran disparo que rondó la escuadra derecha de Rodri. De ahí al descanso apenas un potente disparo local de Amaro en el 36 desde fuera del área que se fue alto y un saque de esquina zamorano ya en la prolongación que Rodri se ‘tragó’ saliendo largo y que pudo costarle caro al equipo.

Con el inicio del segundo periodo el Zamora intentó dar un paso al frente en su presión pero su circulación era demasiado lenta y previsible como para sorprender a la ordenada defensa de Cortés. El que sí sorprendió fue Berlanas, que casi regala el 2-0 a Murci. Tras un pase atrás defensivo, el portero del Zamora se lío con el esférico en los pies, el balón que se le quedó franco a Murci dentro del área, pero el meta reaccionó rápido lanzándose al suelo para evitar el segundo del el punta del Salmantino.

Y el que no falló en el 61 fue Martín Galván. De hecho el mexicano se ganó el ‘perdón’ de la grada tras mandarla callar en el último partido en casa después de pitarle con un auténtico golazo. Un centro desde la derecha de Tyson le llegó largo al mediapunta, se la recolocó para su pierna derecha para clavarla al palo largo en la escuadra izquierda.

Penalti no pitado al Zamora

Llegaron los cambios. Todo muy táctico y con poco resultado en el partido. Pero fueron pasando los minutos y lejos de que el Zamora diera la sensación de intentar remontar, fue el Salmantino el que dominó sin apuros a un rival sorprendentemente calmado. En el último minuto del partido el Zamora reclamó un claro penalti por derribo dentro del área a Iñaki.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos