Máxima dificultad en Cebreros

Ramsés (izquierda) y Asier Arranz, durante la rueda de prensa./Antonio de Torre
Ramsés (izquierda) y Asier Arranz, durante la rueda de prensa. / Antonio de Torre

El campo y el rival, dos duros obstáculos para la Gimnástica Segoviana en la próxima jornada de Liga

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Aunque la pasada temporada estuvo en Segunda División B, la Segoviana sabe bien lo que es jugar en Cebreros. Ya tiene experiencia. Y no se la ha dado mal históricamente este desplazamiento. Por la dificultad del rival (la Cebrereña), por el terreno de juego y si ya de por sí no es fácil sumar en los desplazamientos, el equipo gimnástico es consciente de la dificultad que entraña el partido de este domingo.

Así lo manifestaron tanto Ramsés Gil (segundo entrenador de la Segoviana, ante la ausencia de Manu González, que ha sido padre de una niña) y el jugador Asier Arranz. «A mi criterio, el de Cebreros es el típico campo que te da la sensación de vivir siempre el mismo partido. Es muy complicado, entre otras razones porque tiene unos condicionantes clarísimos que te obligan a jugar de una manera distinta a la habitual y a plantear otras cuestiones que en otros campos no se van a dar. A partir de ahí, son un equipo que también tienen jugadores determinantes en la categoría y pese a que no se nos ha dado mal y hemos sacado buenos resultados, es un partido que si no lo planteas bien, sales de allí con una derrota casi seguro».

Y eso obliga a preparar este tipo de partidos de una manera un tanto especial, tanto a nivel psicológico como a nivel táctico. «Es que si no es así, es imposible. No queda otro remedio que intentar mantener tu modelo pero adaptarlo a unas condiciones que no tienen nada que ver con lo que se viene trabajando. A partir de ahí, hay entrenadores que prefieren mantener su modelo, independientemente de dónde jueguen, pero en mi opinión, si no te adaptas es un error porque ningún equipo podría jugar el balón, juego de pase o de toque en un campo como el de Cebreros porque no se presta para ello», añadió.

Y luego también está la propia dificultad del rival, la Cultural y Deportiva Cebrereña (un empate estas dos primeras jornadas) y la dificultad de sumar como visitante. «En este grupo VIII es muy complicado rascar fuera de casa; por muchas diferencias que pueda haber a nuestro favor en otros aspectos, todo se iguala. Y si no tienes esa mentalidad, esa capacidad de igualar la intensidad, seguro que no ganas», valoró.

Esas dificultades del partido del domingo en Cebreros también fueron destacadas por el jugador gimnástico Asier Arranz durante su análisis. «Será un partido muy difícil, en un campo pequeño, frente a un rival que nos lo pondrá complicado... Dentro de lo que es nuestro sistema de juego, tendremos que intentar acoplarnos lo mejor posible con el único objetivo de ganar porque valen lo mismo los puntos de Cebreros que cuando vayamos a Zamora», manifestó el jugador gimnástico.

Ve al equipo con ganas. «La adaptación en este vestuario siempre es muy buena y rápida, no hay ningún problema para adaptarse al juego, al vestuario...». Y ha comenzado con fuerza el equipo. «Está claro que si empiezas bien la dinámica es buena, positiva... Creo que el equipo tiene todavía margen de mejora y a través de buenos resultados, esa mejora llega antes;tenemos que seguir en esta línea, pensando en ganar en Cebreros y el resto, ya se verá».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos