Jornada 33

Lemar enseña el camino al Atlético

Thomas Lemar celebra el gol con sus compañeros. / Afp

Un gol del francés en el tramo final del partido le da los tres puntos a los rojiblancos en un choque que no supo resolver antes

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Al Atlético le costó más de la cuenta ganar un partido en el que generó hasta cuatro claras ocasiones, dominó durante buena parte y en el que se mostró superior a un Eibar que también tuvo sus opciones. Pero los de Simeone se llevaron los tres puntos gracias a un gol de un francés, pero no de Antoine Griezmann, sino de Thomas Lemar. El partido fue frenético por tramos. Los dos equipos saltaron al campo como si tuvieran muchas cosas en juego y buscaran los tres puntos casi de forma obsesiva. A los 20 segundos un remate de Carmona a la media vuelta se fue pegado al palo de Jan Oblak para dar el primer sobresalto a los de Simeone. El susto espabiló a los rojiblancos que se hicieron con el control del balón y del juego, saliendo muy bien de la presión alta de los armeros. Álvaro Morata le regaló a Ángel Correa un buen balón a la espalda de la defensa, pero el argentino no supo gestionar todo el tiempo que tuvo para pensar lo que iba a hacer y terminó por estrellar el remate en las piernas de un Dmitrovic que había salido a la desesperada.

0 Eibar

Dmitrovic, De Blasis, Oliveira, Sergio Álvarez, Cote, Escalante, Jordán, Orellana (Pedro León, min. 77), Cucurella, Cardona (Kike García, min. 62) y Sergi Enrich (Charles, min. 82).

1 Atlético

Oblak, Arias (Kalinic, min. 69), Giménez, Godín, Saúl, Rodrigo, Thomas, Koke, Vitolo (Filipe Luis, min. 60), Correa (Lemar, min. 55) y Morata.

Goles
0-1: min. 85, Lemar.
ÁRBITRO
Alberola Rojas (C. Castellano manchego). Amonestó a Jordán, Cote, Sergi Enrich y Morata.
Incidencias
Partido correspondiente a la 33ª jornada de Liga 2018-19, disputado en el estadio de Ipurua. 4.750 espectadores.

Con Vitolo de media punta, el Atlético tenía mucha movilidad en ataque y Morata y Correa lo aprovechaban para intercambiarse posiciones para desesperación de la defensa del Eibar, que veía cómo los delanteros del Atlético se plantaban ante su portero. Thomas puso un balón de oro al '22' del Atlético, pero el segundo de duda que tuvo el delantero lo aprovechó Sergio Álvarez para evitar que Morata rematara en el mano a mano ante Dmitrovic. Dos mano a mano ante el portero y cero goles en el marcador. Algunos empezaban a echar de menos a Antoine Griezmann, ausente por sanción. El Eibar reaccionó y creció en el partido más por empuje que por fútbol, pero no llegaba de forma clara a la portería de Oblak, que no se vio obligado a celebrar su renovación con una de las paradas a las que nos tiene acostumbrados. Eran minutos de brega y de lucha en el centro del campo y de ausencia de porteros, remates y desmarques. Sólo golpes, choques y pelea.

Dmitrovic se puso la capa de Oblak para firmar la parada del partido a remate de cabeza de Godín

La segunda parte comenzó como la primera. Una ocasión del Eibar, esta vez de Seri Enrich, se iba pegada al palo de la portería del Atlético. El delantero remató de cabeza solo en el área pequeño ante la pasividad de los centrales rojiblancos que parecían no haber salido del vestuario. Minutos después, como en el primer acto, la ocasión fue para el Atlético. Vitolo puso un balón a Morata en profundidad, pero el disparo cruzado del delantero se marchó pegado al palo de la portería del conjunto vasco. Los de Simeone crecieron y se hicieron con el control del fútbol. Koke puso de nuevo a prueba a Dmitrovic con un disparo desde fuera del área. Pero entonces llegaron minutos de la nada.

Simeone, cambios a por el partido

Simeone movió el equipo en busca de soluciones. No sólo daba entrada a jugadores, sino que movía las posiciones de sus chicos con el objetivo de llevarse el triunfo, pero sin éxito. Primero a Lemar por Correa, -que situaba al francés de segunda punta y a Vitolo en la banda- luego a Filipe por Vitolo –que devolvía a Saúl al centro del campo- y finalmente a Kalinic por Arias –que 'mandaba' a Thomas al lateral derecho y devolvía a Lemar a la banda-, pero ni el 4-4-2, ni el 4-1-4-1, ni de nuevo la vuelta al 4-4-2 le dieron soluciones al técnico argentino.

Dmitrovic se puso la capa de Oblak para firmar la parada del partido a remate de cabeza de Godín. Koke puso el balón templado al centro del área donde el central uruguayo remató a la perfección, pero nadie contaba con la mano salvadora del portero del Eibar para evitar el primer gol del partido. Si no la han visto hagan por verla. Kike García respondió de cabeza a la ocasión de Godín, pero su remate se marchó pegado al palo. Pero el que no perdonó fue Lemar en una jugada colectiva del Atlético en la que participaron Morata, Kalinic y Koke, que fue el encargado de poner el balón al francés para que hiciera el gol y se reivindicara. Sólo una discusión entre Morata y Alberola Rojas –en la que hubo intercambio de braceo por ambas partes- puso algo de picante a los minutos finales.