El cambio le sienta bien

Mika, autor del primer gol, se zafa de la marca de los defensores del Almazán./Antonio Tanarro
Mika, autor del primer gol, se zafa de la marca de los defensores del Almazán. / Antonio Tanarro

La Segoviana derrota en un buen partido al Almazán y recorta las distancias con los dos primeros

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Lo que es el fútbol. Hace unos días, la Segoviana estaba de bajón con la derrota sufrida en La Bañeza y los puntos que habían conseguido sus rivales en esa pelea por el título. Ahora, de subidón. Por el buen partido de la Segoviana, por el buen juego desplegado, por su autoridad y porque pincharon Arandina y Zamora. Posiblemente ni un extremo, ni el otro, aunque frente al Almazán salió todo a pedir de boca. Un buen triunfo y un público satisfecho con la propuesta futbolística de su equipo.

2 Gimnástica Segoviana

Facundo, Adrián, Rubén, Javi Marcos, Anel, Manu, Quino (Domingo, min. 65), Juan de la Mata, Gómez, Dani Calleja (Álex Conde) y Mika (Agus Alonso, min. 79)

0 SD Almazán

Álvaro, Javi, Fatah Lobera, min. 46), Anto, Culebras, Diego (Bruju, min. 61), Íñigo, Plaza. Khalifa, Edipo y Héctor (Santa, min. 63).

goles:
1-0, min. 8, Mika. 2-0, min. 61, Javi, en propia puerta, al intentar interceptar un lanzamiento de Rubén.

Salió bien el cambio de sistema planteado por el técnico gimnástico Manu González, con una defensa de tres (Juan de la Mata, Javi Marcos y Anel); las bandas enteras para Adrián y Rubén, un centro del campo con Manu y Quino en la contención y Calleja y arriba Gómez y Mika, que mantiene su idilio con el gol. Este planteamiento estuvo a punto de dar sus frutos en los primeros 30 segundos de partido, en los que el portero visitante Álvaro ya tuvo que intervenir con mucho acierto a un lanzamiento de Dani Calleja. Fue la primera de las numerosas ocasiones de las que iba a disponer el conjunto local.

Ocho minutos fue lo que tardó la Segoviana en ver portería. El 1-0 fue obra de Mika, un jugador que aprovecha todo lo que le llega dentro del área. Da igual que le mandes una empanada en vez de un balón, que es capaz de marcar igual. Lleva ya 16. Le quedan menos para los 25 que tiene metidos en su cabeza. En la jugada participó también con acierto Gómez, que cuajó también unos buenos minutos. Precisamente también la tuvo el joven delantero gimnástico, pero tapó bien el meta Álvaro, enviando el balón a córner. Y en el saque de esquina, Juan de la Mata acertó a conectar un buen cabezazo, pero estaba bien situado el meta Álvaro. Poco a poco iban llegando las ocasiones para el conjunto gimnástico. En una contra de libro, Gómez envió un buen balón a Mika que en esta ocasión el delantero falló. Incomprensiblemente mandó fuera. Puede que le botara mal el balón justo en el momento del golpeo.

Apenas se llevaban 15 minutos de partido y era un monólogo de la Segoviana. El Almazán trató de capera como pudo el temporal en una más que agradable. Hasta el técnico visitante tuvo que aprovechar un momento en el que hubo que atender a su portero para dar instrucciones, como si de un tiempo muerto se tratase. También lo aprovecharon para pasar el mal trago... con agua. Y es que la Segoviana estaba muy a gusto. Y se gustaba la Segoviana, con más ocasiones, como las de Gómez, un cabezazo de Anel, que se marchó fuera por poco., un duro lanzamiento de Dani Calleja, que se marchó fuera por poco, otra de Mika, que obligó a Álvaro a tener que reaccionar con acierto y enviar el balón a saque de esquina, una más para Rubén, un lanzamiento alto de Quino... Se estaba mereciendo mucho más la Segoviana a su propuesta. Lo mejor, la actitud de todo el equipo. Solo un pero (siempre tiene que haber uno). El marcador. Un 1-0 era una renta muy escasa y cualquier acción, si el Almazán decidía buscarla, podía comprometer ese resultado. Podía haber sido más amplio de haber tenido un poco más de acierto. Con ese escaso 1-0 terminó la primera parte.

La segunda parte empezó con un cambio en el Almazán, que también varió su planteamiento. Su técnico dio entrada a Lobera (exjugador de la Segoviana), pero el conjunto local seguía controlando el partido y fabricando ocasiones. Una galopada de Adrián culminó con un lanzamiento del carrilero derecho, que se marchó fuera por poco. Seguía siendo buena la actitud ofensiva. Un lanzamiento de Calleja, flojo, lo atrapó bien el meta Álvaro. Y es que tanto va el cántaro a la fuente que se sacó una tarjeta de transporte para que tanto viaje le saliera más barato. El segundo gol de la Segoviana llegó en una jugada de tiralíneas que acabó de un lanzamiento de Rubén Yubero al segundo palo. El defensa del Almazán Javi se lanzó para intentar despejar, pero lo único que hizo fue introducir el balón en su portería

Ese segundo gol, además de hacer justicia, llevó la tranquilidad definitiva al conjunto gimnástico, que apenas pasó por momentos de agobio. Y ese segundo gol y los cambios enfriaron un poco el partido. Eso sí, hubo más aplausos, sobre todo en el cambio de Mika por Agus Alonso. Unos para el delantero cántabro por su gol y por su trabajo (una vez más) en el partido, y otros para Agus Alonso, que aunque ya tuvo unos minutos en la pasada jornada frente a La Bañeza, jugó sus primeros minutos ante su afición, en La Albuera, tras superar su grave lesión. Esa ovación pudo haber sido aún mayor si llega a estar acertado en un remate tras un buen pase de Gómez que se marchó alto.

Y de los aplausos a los pitos, pero para uno de los auxiliares, que no levantó la bandera en dos fueras de juego que parecían muy claros desde la grada. Y pudo salirle caro a la Segoviana porque en uno de ellos el Almazán casi acorta distancias. Edipo recortó a Facundo, pero cuando iba a marcar Javi Marcos estuvo acertado, tapando el lanzamiento cuando el balón iba directo al fondo de la red.