Una victoria que vale más de tres puntos

Diego Gacimartín, con gesto serio, durante el partido frente al Cartagena./Antonio Tanarro
Diego Gacimartín, con gesto serio, durante el partido frente al Cartagena. / Antonio Tanarro

Diego Gacimartín, técnico del Naturpellet Segovia, resalta el mérito del triunfo frente al Cartagena, el componente anímico y la comunión con los aficionados

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Respiró aliviado, se abrazó con el resto de los componentes del cuerpo técnico, con los jugadores... Lo primero que hizo el técnico Diego Gacimartín tras la victoria frente al Jimbee Cartagena fue felicitar públicamente a los jugadores «porque esta victoria tiene un mérito terrible; es mucho más importante que los tres puntos, moralmente es importantísima. El día a día es muy complicado y aún así el equipo no arroja la toalla y sigue trabajando para competir lo mejor posible. Creo que hemos hecho un partido excelente defensivamente; es verdad que Cartagena ha tenido ocasiones, pero es que estamos hablando de jugadores de muchísima calidad ofensiva. En la primera parte ya tuvimos nuestras oportunidades, sobre todo en transición, para habernos puesto por delante en el marcador. Y a pesar de recibir el 0-1 no nos hemos descompuesto y a partir del 2-1 este partido ya no se podía escapar. El equipo ha sacado fuerzas de donde no las tiene. Mentalmente la situación en el día a día es dura y esta victoria tiene una victoria doblemente importante por el equipo, por la gente, porque necesitábamos ganar, nos agarramos a nuestro pabellón en lo que nos queda a pesar de no haber ganado hasta ahora. Estoy muy contento porque el equipo lo merecía. Por fin hemos disfrutado con nuestra gente de la primera victoria en casa».

Cuestión de fe y crecimiento. «Hemos creído; el equipo ha crecido después de una semana complicada, muy difícil; se ha hecho muy fuerte ha intentado mantenerse al margen de todo lo que hay en el día a día, ha sacado la casta y ha dado mucho más que cualquier otro equipo en las circunstancias en las que estamos; estamos compitiendo con unas condiciones que creo que no corresponden y aún así da lo máximo. No puedo más que felicitar a los jugadores y deseando que llegue el próximo partido porque además la comunión con la gente ha sido también muy importante; todos necesitábamos ganar; la gente también necesitaba una respuesta positiva y creo que es para estar contento y para disfrutar», comentó.

Gacimartín destacó lo que supone los tres puntos, en el aspecto deportivo, de moral y recuperar a la afición. «Cada una tiene su parte importante; sabemos que con el apoyo de la afición vamos a sacar fuerzas de donde no las hay, que sabemos que es una temporada complicada para todos y por eso el tener el respaldo de la afición es muy importante. Anímicamente el ganar en casa después de no haberlo hecho hasta ahora refuerza mucho que a pesar de todo lo que hay el equipo se agarra a competir, porque son unos jabatos compitiendo. A pesar de todos seguimos ahí; son tres puntos que nos dan un poquito más de calma, de aire. Sabíamos que en estos partidos que teníamos en casa teníamos que sacar alguno, teníamos que puntuar y como decíamos, no podíamos pensar en otra cosa que no fuese ganar y mira, hemos sacado tres puntos que ojalá sean muy importantes para el final».

Y tuvo que hacerlo remontando. «Con el 0-1, cualquier otro equipo seguro que se dejaría llevar, con las circunstancias que tenemos. A pesar de todo seguimos compitiendo. Lo difícil es el día a día, y repetimos siempre la misma frase, pero es que los estamos aquí somos los únicos que sabemos lo que hay», dijo. «Insisto en que es difícil trabajar como lo estamos haciendo. Fíjate si era importante la victoria que el equipo al final estaba llorando. Y cuando un equipo llora... es que solo sabemos nosotros lo que estamos sufriendo. Las lágrimas al final del partido reflejan el sentimiento que nos invade. Es increíble como compite este equipo a pesar de todo. No nos rendimos, seguiremos en la lucha», reiteró pensando ya en el próximo partido, también en el pabellón Pedro Delgado, frente a Palma.