Otra dificultad más: el Naturpellet Segovia debe dos nóminas a sus jugadores

El técnico Diego Gacimartín, en el centro, durante un partido en el Pedro Delgado./Antonio de Torre
El técnico Diego Gacimartín, en el centro, durante un partido en el Pedro Delgado. / Antonio de Torre

El club está a la espera de recibir dinero de subvenciones para ponerse al día en los pagos

El Norte
EL NORTESegovia

No es una situación nueva. Ya la vivió el equipo de fútbol sala del Naturpellet Segovia la pasada temporada, aunque un poco más tarde en el tiempo. Pero no por conocida deja de ser desagradable, molesta... incluso hasta incómoda, como es el retraso en el pago de las nóminas a la plantilla. Son de momento dos meses (diciembre y enero). ¿La razón? Que el club todavía no ha recibido la totalidad de las subvenciones de las instituciones (además de alguna que otra aportación). Una cantidad que podría rondar los 60.000 euros, muy importante para que el club pueda hacer frente precisamente a lo que debe a la plantilla.

«La realidad es la que es. En cuanto podamos, pagaremos, es que no hay otra solución porque dependemos en un porcentaje alto de las subvenciones», apuntó el presidente Álvaro Fernández, quien también apuntó que la directiva en funciones (dimitieron a primeros de diciembre y desde entonces no ha habido ninguna novedad al respecto) ya ha puesto dinero de su bolsillo. «Llega un momento en el que ya no puedes más. Y es una de las razones por las que presentamos en su día la dimisión. Milagros no podemos hacer, tampoco es cuestión de buscar culpables; es lo que hay», añadió.

La plantilla conoce la situación y prefiere centrarse en el aspecto deportivo y en lo que tienen hasta el final de temporada. A pesar de las dificultades, se han mostrado como un grupo comprometido, «que está respondiendo demasiado bien para lo que estamos pasando. Los que estamos ahí en el día a día somos los que sabemos por lo que estamos pasando. Estamos dando más de lo que tenemos. Al final no hay que llorar, no sirve de nada, aunque sí que es verdad que todo suma, pero el grupo está comprometido», declaró uno de los jugadores, que expresa el sentir de la plantilla.

Ese grado de compromiso también alcanza al técnico Diego Gacimartín, que se muestra confiado en poder certificar la salvación una temporada más en la Primera División. «Está siendo una temporada muy exigente; un campeonato muy complicado en el que cada partido supone un reto. Es verdad que nos ha costado mucho, que tuvimos un comienzo muy irregular, pero el equipo ha crecido mucho desde entonces. A pesar de las dificultades hemos continuado trabajando para conseguir el objetivo», manifestó el técnico segoviano en una entrevista que publica la página web de la Liga Nacional de Fútbol Sala.