Nico Rolón dice adiós al Naturpellet Segovia

Nico Rolón, durante el partido frente al Aspil Vidal Ribera de Navarra./Antonio de Torre
Nico Rolón, durante el partido frente al Aspil Vidal Ribera de Navarra. / Antonio de Torre

El jugador argentino, ante la situación económica del club segoviano, ha decidido aceptar una oferta para seguir jugando en su país con carácter inmediato

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Ni un momento de paz ni de esa tranquilidad a la que al término del partido frente al Industrias Santa Coloma se refería el técnico Diego Gacimartín. No la ha tenido prácticamente durante una temporada que más de uno seguro que está deseando borrar. Ni la tiene tan siquiera a las puertas de una final este viernes (20:45 horas frente al colista, el BeSoccer UMA Antequera) en un partido clave para la supervivencia en Primera División. Es un contratiempo tras otro.

A primera hora de la tarde el Naturpellet Segovia hacía oficial que Nico Rolón y el club habían llegado a un acuerdo para la rescisión del contrato del jugador argentino. «Nico Rolón y su representante trajeron una oferta que el club no ha podido igualar, y de esta forma el jugador regresa a su país con carácter inmediato», explicó el club. Ante esta situación y el interés de Nico Rolón en volver a su país, el club se ha visto en la obligación de facilitarle la salida. En su comunicado, y como suele ser habitual, el club le agradece los servicios prestados durante su estancia «y le deseamos la mejor de las suertes en su nuevo destino».

Una marcha que no deja de ser otra consecuencia más de la situación económica por la que atraviesa el club. Sin novedades y con casi ya tres de meses de retraso en el cobro de sus nóminas. Una consecuencia que en su día también hizo que se marchara Álvaro Quevedo y que no se le hiciera ficha con el primer equipo a Julio.

Nico Rolón llegó a Segovia el pasado mes de julio con toda la ilusión, como en su día hicieron otros argentinos como Diego Giustozzi y Matías Lucuix. Entonces su teléfono se llenó de mensajes de felicitaciones. Eran otros tiempos. Con diez años fichó por el River Plate, donde terminó de formarse como jugador, a pesar de sus coqueteos con el fútbol. Disfrutaba más del fútbol sala. A los 17 años debutó en Primera con la camiseta de River y el pasado verano decidió dar un giro a su carrera deportiva. Jugó en la Premier Futsal India y de ahí pasó al Gyor Eto Futsal, de Hungría, club con el que disputó la Final Four de la UEFA. Fue entonces cuando recibió la llamada del Naturpellet. «Y no lo dudé», confesó entonces el jugador argentino. «Espero aprender mucho, es a lo que vine». Seguro que entonces ni se podía imaginar por lo que iba a pasar después, y no solo por esa lesión que le obligó a pasar por el quirófano.

Poniéndose en la situación del jugador es comprensible. Lejos de su país, de su familia... y con una buena oportunidad de regresar, jugando y cobrando por su trabajo... tampoco hay que pensárselo mucho. El jugador quiso explicar a sus compañeros los motivos de esta decisión que no ha sido fácil, sobre todo por el ambiente que ha vivido con el grupo y el reto de conseguir la permanencia en Primera. «Es un deportista profesional y tiene que mirar por su futuro. Es una buena oportunidad, la pena es que tiene que salir ahora y no más tarde por una cuestión de normativa. Si no era ahora iba a tener que esperar tres o cuatro meses... Mucho tiempo», comentó ayer el entrenador Diego Gacimartín.

Y no queda otra que seguir luchando. «Vamos a Antequera con la intención de ganar. Estamos luchando para que el equipo no baje. Otra cosa es lo que pueda pasar en el futuro», añadió el entrenador.