La directiva del Naturpellet Segovia se defiende ante las acusaciones de sus jugadores

Directivos del Naturpellet Segovia, el día que presentaron su dimisión./Antonio de Torre
Directivos del Naturpellet Segovia, el día que presentaron su dimisión. / Antonio de Torre

Asegura que entiende el enfado de la plantilla por el impago de sus nóminas y que sigue siendo maltratada y cuestionada desde ciertos sectores

El Norte
EL NORTESegovia

Por la mañana, la plantilla del Naturpellet Segovia, a través de la Asociación de Jugadores de Fútbol Sala, hizo público un comunicado en el que denunciaba que desde principio de temporada el club estaba teniendo importantes irregularidades y retrasos en los pagos de las mensualidades de los contratos de todos los jugadores. Y añadían en ese comunicado otras circunstancias, como dejar a deber el dinero acordado para cenas y comidas, la falta de indumentaria para viajar, como los abrigos o para jugar, como las medias de juego, la incertidumbre de las ausencias del preparador físico y del fiisoterapeuta...

La respuesta del club llegó por la tarde. «Desde el Club Segovia Futsal, queremos aclarar varios aspectos después del comunicado que ha hecho público nuestra plantilla a través de la Asociación de Jugadores, ya que la verdad contada a medias es siempre mentira», empieza el comunicado.

«El club siempre ha reconocido públicamente los retrasos en los pagos a los jugadores, debido a que no se han ingresado las cantidades pactadas en tiempo, tal y como se acordó en un principio de temporada. Esto, es verdad, que no exime de que en este aspecto, como hemos manifestado a los capitanes, tengan el 100% de razón, quedando el club atado de pies y manos ante esta situación, e incluso esta junta directiva en funciones ha mostrado los convenios y contratos con sponsor y patrocinadores a los capitanes para mostrar el retraso de dicho dinero, intentando subsanar esos retrasos aportando grandes cantidades de dinero del bolsillo de los directivos en funciones».

Respecto a las comidas, «este club tiene pactos con dos de los mejores restaurantes de Segovia, Restaurante Casares y Restaurantes Lali, donde comen todos los días a diario los jugadores y los fines de semana, que es cuando estos dos restaurantes lo tienen más complicado, se ha buscado alternativa y reserva en otros restaurantes, a los que los jugadores no han asistido y el club ha tenido que abonar dicha reserva por la ausencias de estos y, evidentemente los fines de semana que el equipo compite fuera de Segovia, el club corre con los gastos de manutención de los jugadores, con los cual, salvo días excepcionales ,que incluso los jugadores no están en Segovia por volver a sus domicilios familiares, las comidas están cubiertas. Respecto a las cenas, el club dispone de dinero asignado a cada jugador que ellos recogen y a día de hoy, no se debe ni un solo céntimo de euro en este aspecto. Es más, el club tiene un acuerdo con el restaurante El canastillo, en el que los jugadores disponen de comida o cena pagada por un acuerdo de contraprestación de publicidad en las camisetas de calentamiento, y en la actualidad, ninguno quiere hacer uso de este acuerdo debido a que no quieren desplazarse a La Granja».

Respecto al preparador físico y el fisioterapeuta «solo han faltado cuatro días en toda la temporada que han sido los días 4,5,6 y 7 de marzo ya que fue el propio club el que se dirigió a ellos diciendo que no se desplazasen, ya que al no recibir la subvención en tiempo no teníamos dinero para hacer frente a los gastos de transporte y no podíamos permitir que ellos lo adelantaran».

Respecto a la ropa el club sí reconoce «que hemos tenido dificultades con la misma, pero sin ir mas lejos, el delegado de Club Juan Carlos Casado compró medias hace unos días, siendo abonadas por cuenta del club».

El club siempre ha mantenido comunicación con los jugadores «y la sigue manteniendo, de hecho debido a la situación, durante el último mes la junta directiva en funciones ha mantenido cuatro reuniones, incluso a una de las cuales también asistió Diego Gacimartin, pero como siempre se ha hecho hecho, son los capitanes, en representación de la plantilla, los que han asistido, es más, parte de la junta directiva en funciones ,ha bajado al vestuario a hablar con ellos y cuando hemos preguntado alguna duda o sugerencia hemos encontrado el silencio por respuesta».

«Entendemos el enfado y la mala situación por la que están pasando los jugadores, pero el club se ha visto perjudicado por la falta y el retraso de sus recursos, así como de compromisos de patrocinadores que en el último momento han decidido no colaborar».

Aún a sabiendas de que varios jugadores, según informe de los técnicos, no han cumplido con sus obligaciones respecto a los entrenamientos, el club entiende y no nos vemos con la legitimidad que le faculta para abrir expediente por esa falta de disciplina».

Por último, «esta junta directiva en funciones, sigue siendo maltratada y cuestionada desde ciertos sectores y a través de las redes sociales, en la mayoría de los casos desde el anonimato, cuando lo único que se ha hecho ha sido trabajar, trabajar y trabajar para que este deporte no desapareciera. Nos vemos en la obligación de recordar que cogimos este Club cuando nadie le quería y estaba abocado al fracaso y a la desaparición, nosotros hicimos frente a la deuda que se tenía con la LNFS y luchamos incansablemente para que en cuatro años volviéramos a la elite. Seguimos más que nunca, en la decisión de dejar la dirección de este club para que muchos de los que, desde la barrera hablan, den un paso adelante y continúen para que no desaparezca este maravilloso deporte», concluye la nota.