Octavos de final

Virginia Torrecilla, un metrónomo en su mejor momento para frenar al 'US Team'

Virginia Torrecilla, recuperando un balón./REUTERS
Virginia Torrecilla, recuperando un balón. / REUTERS

La actuación de la jugadora balear se perfila clave para controlar al batallón de centrocampistas de máximo nivel de la selección estadounidense en el duelo de octavos.

PABLO MELIÁN (COLPISA/AFP)PARÍS

 Virginia Torrecilla sabe por donde pisa. La mediocentro, rodada en el campeonato francés desde hace cuatro años, es el elemento clave de España, tanto en defensa como en ataque. «Estoy en el mejor momento de mi carrera», avisa con Estados Unidos en el horizonte.

España desafiará el lunes en octavos del Mundial a la gran potencia del fútbol femenino, el 'US Team', defensora del título y campeona de tres de las siete ediciones de la competición. 'Vir', como la llaman sus compañeras, tiene 24 años pero una larga experiencia. Estuvo en el debut mundialista de la selección española, en Canadá 2015, y a continuación fichó por el Montpellier. «Me hizo muy fuerte, he madurado muchísimo. Es la mejor decisión que tomé, crecí mucho», señaló durante el Mundial. Tras Francia 2019, Virginia Torrecilla regresará al campeonato español, posiblemente al vigente campeón, el Atlético de Madrid, aunque la jugadora no lo quiere confirmar.

El seleccionador Jorge Vilda ha convertido a esta mallorquina de físico contundente en la jugadora clave de su centro del campo, aunque antes del Mundial no apuntaba a titular. En los tres primeros partidos ha visto desfilar a varias compañeras para acompañarla en la medular, pero ella no se ha movido del once.

Ante Sudáfrica (triunfo 3-1) comenzó guardando la espalda a la prestigiosa dupla del Barcelona conformada por Alexia Putellas y Vicky Losada. Frente a Alemania (derrota 1-0) la acompañó la veterana Silvia Meseguer y cerró ante China (0-0) junto a Patri Guijarro, la bandera de la nueva generación en La Roja. «No tengo el tute que han tenido otras compañeras del Atlético o del Barcelona. He jugado 7-8 partidos menos y eso se nota», reconoce para explicar su espectacular momento de forma.

Triángulo defensivo

Torrecilla manda en defensa y en ataque. Ha formado junto con las centrales Irene Paredes y Mapi León un triángulo que ha funcionado casi a la perfección para desactivar los avances rivales. Capaz de abarcar mucho campo, ante Alemania, segundo equipo en el ranking FIFA, ganó casi todos los duelos, una habilidad que le hará falta ante el pujante centro del campo de Estados Unidos. Ante la 'Mannschaft' sufrió un esguince, debido a una dura entrada, pero no le impidió estar ante China. Es una de las seis españolas que lo ha jugado todo en el Mundial.

En su aprendizaje defensivo también le debe mucho a la 'Universidad' del Montpellier. «Hay una diferencia de fuerza increíble. Aquí llevan muchos años trabajando el gimnasio, la velocidad, la fuerza y eso se nota mucho. Ahora soy una futbolista diferente, he ganado mucho físicamente», explica sobre el cambio con respecto a su llegada del Barcelona en 2015.

En ataque, Torrecilla también ha dejado su sello. Dirige con solvencia el juego español, tanto en largo como en corto, y puso su firma en el único gol español en juego, un pase al hueco medido que convirtió con clase Lucía García ante Sudáfrica.

El lunes en Reims, Virginia Torrecilla tiene el reto de su vida: controlar al batallón de centrocampistas del máximo nivel de Estados Unidos, empezando por la imponente Lindsey Horan.