https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/correconelnorte-carreramujeres-desktop.jpg

Victoria Soto destaca el buen ambiente de la Carrera de las Mujeres, que se celebra el domingo

Monica Martín, Dolores Cerviño y Victoria Soto, concejala de Educación, con las camisetas de la Marcha de la Mujer. /Henar Sastre
Monica Martín, Dolores Cerviño y Victoria Soto, concejala de Educación, con las camisetas de la Marcha de la Mujer. / Henar Sastre

La concejala de Igualdad de Valladolid asegura que «hemos avanzado en derechos, pero queda mucho por hacer; esto es un toque de atención»

Jesús Domínguez
JESÚS DOMÍNGUEZValladolid

Valladolid será en la mañana del domingo una gran fiesta de color de rosa. El buen ritmo de las inscripciones de la Carrera y Marcha de las Mujeres, cuyo plazo finaliza este mediodía, hace pensar que así será, que la toma de las calles del centro por parte de las mujeres (siempre dicho en sentido positivo) será una realidad, con un cariz solidario y reivindicativo, puesto que parte de la recaudación servirá para financiar políticas de igualdad y contra la violencia de género y porque, como recuerda la concejala de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid, María Victoria Soto, será «un toque de atención» que sirva para recordar que aunque el entorno marcha por el buen camino, aún queda por avanzar en esta materia.

–¿Cómo se afronta esta prueba desde el Ayuntamiento?

–Creemos que es una carrera muy importante para cualquier ciudad, que pone en valor a las mujeres, que es un 54% de la población, y lo hace de una manera lúdica y deportiva en un día de convivencia. Además, tiene algo muy positivo, y es que parte de lo que se recaude se destinará a asociaciones que trabajan en materia de igualdad y contra la violencia de género, lo que la hace más importante. La afrontamos con esa ilusión que genera poder hacer algo en favor de colectivos de mujeres que tienen problemas y de poder vivir juntas un día así, para todas nosotras. Nos lo merecemos.

–Es, además, una jornada reivindicativa. ¿Considera que hay igualdad en la sociedad vallisoletana?

–Queda mucho camino por recorrer, pero sería negar una evidencia no decir que se ha alcanzado un grado bastante alto. Estamos contentas porque en esta lucha y reivindicación de los derechos se han incorporado colectivos jóvenes, que son muy importantes, porque son el futuro y necesitamos su apoyo, y también estamos atrayendo a postulados de la igualdad a muchos hombres que no tienen miedo a que tengamos todos los derechos que debemos tener y quieren estar en esa lucha con nosotras, porque entienden que es buena la fraternidad entre hombres y mujeres y que la sociedad luche por ello. Queda por hacer en materia de educación, en cuanto a la adopción de más medidas de conciliación, o en corresponsabilidad, porque el cuidado de niños y mayores y dependientes tiene que ser corresponsable, pero estamos en el buen camino.

–¿Cuán importante le parece el componente solidario?

–Es muy importante, porque que exista es una forma de hacer ver que las mujeres y la sociedad vallisoletana en general se sigue distinguiendo como generosa. Hay colectivos que lo necesitan y es bueno colaborar con ellos.

–¿Qué más le llama la atención del ambiente que genera este evento?

–Lo más bonito es que participan mujeres de todas las edades: abuelas, nietas, madres, hijas, hermanas... Y de toda condición social. Es un día que iguala a todo el mundo, todo el mundo siente que está colaborando y que es una más, y no hay distinciones de edad, clase social o procedencia. Eso es lo bonito, esa igualdad también entre nosotras, y que por una causa social seamos capaces de convivir, de compartir, reivindicar y celebrar.

–¿Ve, por lo tanto, solución de continuidad?

–Sí, es importante seguir apostando por esta carrera. Hay que mostrar a la sociedad que las mujeres tenemos una serie de problemas y que hay que combatirlos; se tienen que ver para que no se olviden. Esta carrera se tiene que consolidar y lo va a hacer, y hay que agradecer, además, la sensibilidad que muestra El Norte de Castilla siempre con estos temas. No hay que olvidar que hemos avanzado en derechos, pero queda mucho por hacer y esto es un toque de atención.