https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

El tenista Feliciano López señala que el vino es una de sus pasiones

Feliciano López, a la derecha, entre las hermanas García Viadero. /Rodrigo Mena Ruiz
Feliciano López, a la derecha, entre las hermanas García Viadero. / Rodrigo Mena Ruiz

Es nuevo socio de honor de la Membresía de la Tenada de Bodegas Valduero

EL NORTE

El tenista español Feliciano López ha visitado la bodega Valduero, donde se ha convertido en socio de honor de la Membresía La Tenada de Valduero, un exclusivo club entorno al mundo del vino. El toledano ha sido invitado por Yolanda y Carolina García Viadero, directoras y propietarias de Valduero. Durante el paseo por las bóvedas excavadas bajo la montaña firmó su barrica dedicando unas palabras y declarándose un afortunado por entrar a formar parte de este gran club.

El paso del tenista por esta bodega situada en Gumiel de Mercado (Burgos), una de las primeras de la Denominación de Origen Ribera del Duero, .

Ya en La Tenada, el restaurante privado del Valduero, fue el lugar donde sin duda más disfrutó porque se encontró con gratas sorpresas durante la cata que Yolanda y Carolina habían preparado para el tenista. Los invitados pudieron degustar desde la última creación de la bodega, Valduero Reserva Rosado 2014, pasando por su ya famoso Albillo García Viadero 2017, hasta la gran especialidad de Valduero, los vinos de guarda, como Valduero 6 Años 2010, de los que Feliciano y los asistentes, entre ellos su padre y su pareja, se quedaron gratamente sorprendidos.

Varios momentos del paso e Feliciano López por Valduero.

Pero sin duda la mayor sorpresa llego en la comida, con Valduero Gran Reserva 2007, un elegante vino a pesar de las dificultades de su elaboración porque fue una añada muy complicada, marcada por la sequía, como la de 2017, y es que como dice Yolanda, «en Valduero siempre intentamos rozar la excelencia, y con este vino lo hemos conseguido, solo hay un problema y es que se nos agota muy rápido» .

Feliciano dice no haber visto nunca potencia y elegancia en tan enorme armonía en el momento que probó Valduero Lantigua 1989, el vino más exclusivo de Valduero, comentario que agradecieron las bodegueras viniendo de un campeón que ha cosechado títulos como cuatro ediciones de la Copa Davis o un Gran Slam en la modalidad de dobles.

El deportista ha disfrutado de una de sus pasiones, el vino, rodeado de un ambiente único. Brindando con su copa de Valduero se despidió entusiasmado y prometiendo volver pronto, sin duda, con algún nuevo título debajo del brazo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos