https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

Társila Amazona, el vino que rinde homenaje a las mujeres guerreras

Társila ayudó a su nieta Raquel a diseñar y elegir las etiquetas de esta colección de vinos. /EL NORTE
Társila ayudó a su nieta Raquel a diseñar y elegir las etiquetas de esta colección de vinos. / EL NORTE

La nueva referencia se inspira en la mujer que da nombre a la bodega y que la dirige desde hace cincuenta años

EL NORTEValladolid

Coincidiendo con la celebración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer, Bodegas Társila lanza su línea de vinos Amazona. La bodega, situada en el término municipal vallisoletano de La Cistérniga a apenas unos metros del río Duero, quiere hacer un homenaje con esta colección a las mujeres fuertes, valientes e independientes y, especialmente, a Társila, la nonagenaria que desde hace medio siglo dirige la finca y bodega.

Társila Amazona destaca la presencia, la importancia y el número cada vez mayor de las mujeres en el sector del vino. Mujeres como Társila, fuerte e independiente, arriesgada y sin miedo a equivocarse, inconformista por naturaleza y de carácter fuerte, que siempre ha sido soberana de sus decisiones. Ha sabido imponerse y destacar en un mundo de hombres como es el mundo de la agricultura y, en especial, el de la época en la que comenzó su trabajo.

Por ello, Amazona es una línea de vinos tan singulares como ella: ediciones limitadas de entre 3.000 y 4.000 botellas, muy mimadas y destinadas a un consumidor inquieto, en busca de la originalidad y nuevas sensaciones.

La petit verdot es la única protagonista de los dos monovarietales presentes en esta colección: el rosado pálido Társila Amazona Aire y el tinto Amazona Agua. El tercer vino que completa la línea, Amazona Tierra, es un blanco elaborado con un coupage de variedades poco comunes en la zona (gewurztraminer y chardonnay), junto a otras que resultan más habituales (verdejo y sauvignon blanc), todas ellas vendimiadas a mano en los viñedos de Bodegas Társila.

La propia Társila diseñó y eligió las etiquetas

Unos vinos tan singulares, se complementan con unas etiquetas diseñadas bajo la misma premisa y que ya han ganado certámenes como los Premios Internacionales Clap.

En este sentido, inspirada por el proceso de trabajo de Matisse en su última etapa, la nieta de Társila, Raquel, decidió hacerla partícipe en el diseño de las etiquetas, ilustrando junto a ella al estilo collage a tres mujeres amazonas sobre tres animales diferentes, presentes todos ellos en esta finca familiar. Cada etiqueta simboliza uno de los tres elementos de la naturaleza: tierra, aire y agua.

Bodegas Társila está anclada en el término municipal de La Cistérniga, en Valladolid, y sus vinos se comercializan bajo el amparo de la mención de calidad Vinos de la Tierra de Castilla y León. El río Duero cruza la finca y, desde el siglo XV, está documentada la presencia de viña, lagar y vino en sus terrenos. La bodega conserva intacta la arquitectura vinatera del siglo XIX y hoy es visitada por un gran número de enoturistas.