https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-castillayleondevinos-desktop.png

de la DOP Heredad de Urueña

Viñedos de Heredad de Urueña con la bodega al fondo. /HEREDAD DE URUEÑA
Viñedos de Heredad de Urueña con la bodega al fondo. / HEREDAD DE URUEÑA

Nieves Caballero
NIEVES CABALLEROValladolid

La Dirección Genmeral del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León ha hecho pública hoy la decisión favorable relativa a la solicitud de protección e inscripción en el registro comunitario de la Denominación de Origen Protegida Heredad de Urueña , con derecho al uso del término tradicional Vino de PagoLa bodega está situada en el kilómetro 21,300 de la Ctra. Toro a Medina de Rioseco. La Junta de Castilla y y León ha considerado que, tal y como desmuestra la bodega, «el pago denominado Heredad de Urueña constituye un paraje con continuidad territorial, que presenta características edáficas uniformes y de microclima propias que lo diferencian y distinguen de otros de su entorno».

De esta manera, Heredad de Urueña se une a Abadía Retuerta, que ha sido la primera bodega de Castilla y León en recibir el informe favorable por parte de la Junta de Castilla y León de la concesión de la Denominación de Origen Protegida, con autorización del uso del término tradicional de Vino de Pago. Esta concesión corresponde en última estancia a la Comisión Europea, a la que el Ministerio de Agricultura remitirá próximamente los dos expedientes, Abadía Retuerta y Heredad de Urueña, los primeros de nuestra región», ha asegurado José Luis Rodríguez satisfecho.

zona de producción destinada a la elaboración de sus vinos se encuadra hidrográficamente en la cuenca del Duero, en la confluencia del Río Sequillo (afluente del Valderaduey) con el arroyo de la Ermita y el regato del Veterinario. Esta triple confluencia debida a la dureza del material geológico es única en la región y conforma una subzona aislada de la que deriva la especificidad del pago».

Tal y como ha informado el propio José Luis Rodríguez, los estudios geológicos y clima y ode rdenación del cultivo de la vid en Heredad de Urueña (Urueña, Valladolid) fueron realizado por el equipo de la Universidad Politécnica de Madrid dirigido por los profesores Vicente Sotés y Vicente Gómez-Miguel, «los mismos que han realizado trabajos similares para el expediente de Abadia Retuerta, la otra bodega que se postula ahora para ser vino de pago».

Ambos espertos concluyen que «la intersección de los diferentes mapas de los factores del medio estudiados (clima, naturaleza de la roca, la geoforma, la pendiente, la orientación y las propiedades del suelo) permite destacar la especificidad del medio geográfico y la aptitud del pago Heredad de Urueña para la producción de vinos de calidad y que posee propiedades del medio propias que lo diferencian y distinguen de las de su entorno».

Por otro lado, «Joaquín Díaz aportó los estudios que avalan los antecedentes históricos del Pago Heredad de Urueña, ubicándolo entre los Monasterios de Villalbín y del Bueso», ha explicado el bodeguero.

En cuanto al factor humano, los estudiosos establecen que también este permite diferenciar el pago Heredad de Urueña por «la singular adaptación de las variedades, en gran parte, como consecuencia del manejo aplicado». Además de las variedad tempranillo (tinta fina) y tinta de Toro, las castas merlot, syrah y cabernet sauvignon se han adaptado perfectamente al terreno. En Heredad de Urueña estas variedades se expresan de manera genuina: «la syrah con una golosidad, potencia y untuosidad extraordinarias, la cabernet sauvignon produce unos vinos potentes y con mucha estructura, la merlot se presenta muy aromática y en boca suele tener un gusto suave y, por supuesto, la tempranillo, variedad predominante en la zona, que tiene importantes notas frutales y envejece muy bien en barrica», según se destaca en el documento único en el que se establecen las características y condiciones de la DOP Heredad de Urueña.

Los vinos para los que se pide protección con la DOP «se caracterizan por la originalidad en la expresión de las variedades y por presentar una evolución en el tiempo muy positiva, potenciando los aspectos varietales y la complejidad. Son potentes y golosos en la boca, con mucha estructura y gran estabilidad del color. Destacan por su equilibrio, su elegancia y su carácter mineral que les da una personalidad única y singular».

Recuperación de una alquería castellana

Bajo la denominación Heredad de Urueña se ha desarrollado un proyecto integral de restauración y recuperación de una alquería castellana, en el corazón de Tierra de Campos y a los pies de los Montes Torozos, una de las pocas ondulaciones que presentan los páramos al sur de esta comarca.

Los orígenes de esta alquería datan de finales del siglo XVII. Constaba de una casa de labranza, cuadras, palomar, lagar y bodega semi-enterrada, con bóveda de ladrillo y pilares de piedra. Fue el centro de una extensa viña en las laderas de la histórica villa de Urueña, hoy centro cultural de la zona. «Formaba parte un paraje dedicado al cultivo de la vid situado entre los que fueron Monasterios de Villalbín y del Bueso y registrado en el Catastro del Marqués de la Ensenada, pero los viñedos originales fueron arrancados totalmente como consecuencia de la plaga de la filoxera». De manera que, con este proyecto se ha recuperado tanto el cultivo de las vides como la elaboración de vinos de calidad.

Seiz zarcillos

El grupo Heredad de Urueña ha sido el que mayor número de galardones, una medalla de oro y cinco de plata, ha conseguido en la última edición de los Premios Zarcillos, certamen internacional promovido por la Junta de Castilla y León y celebrado la pasada semana en Burgos.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos