La fría 'Catedral del Mar'

La fría 'Catedral del Mar'

Antena 3 estrenó la serie basada en la novela de Ildefonso Falcones con casi cuatro millones de espectadores

M. E. García
M. E. GARCÍA

Un 'bestseller', una superproducción -dejemos de lado ese croma de la playa a estas alturas de la película- meses de rodaje, cambios en los papeles protagonistas, 4.000 figurantes y casi dos años esparando su estreno. Y llegó el momento del gran estreno de este año (perdóname 'Fariña', te sigo queriendo más). Antena 3 tiene en su haber verdaderas joyas de la televisión patria en los últimos tiempos por lo que 'La Catedral del Mar' se esperaba con expectación. Además, Diagonal, la productora también lo fue tanto de 'Isabel' como de 'Carlos. Rey Emperador' por lo que buena ambientación ya estaba garantizada.

La boda, muy bucólica.
La boda, muy bucólica.

Y sí, no pinta mal y, sin embargo, es fría. Se agradece la realidad sin edulcorar del siglo XIV, la violencia explícita, como en la última escena o implícita, como en la violación al principio del capítulo con derecho de pernada incluido y una estupenda Natalia de Molina. Algo que, por cierto, no resta ni un ápice de dramatismo ni crudeza al momento. Se agradece el alto porcentaje de rodaje en exteriores y la realidad de la mayoría de los escenarios que pasaron, entre otros lugares, por Segovia. Se agradece la duración y esos benditos 50 minutos que hacen que no decaiga la acción y que en el episodio existan varios puntos álgidos.

La novia, nada bucólica 'gracias' a su señor.
La novia, nada bucólica 'gracias' a su señor.

Todavía faltan 7 capítulos para conocer a nuevos personajes y al que es principal protagonista de la historia: Arnau -que aquí solo aparece de niño- interpretado por Aitor Luna. Porque 'La Catedral del Mar' es la historia de su ascenso en la escala social en una Barcelona incipiente que veía en el comercio su principal fuerte económico. Un lugar en el que una burguesía muy denostada (es la Edad Media) posee dinero pero no respeto como bien recuerda Grau Puig (Ginés García Millán con peluca).

Este es Ginés García Millán con peluca. Grau, vaya, el alfarero próspero y ambicioso tío político de Arnau, el protagonista.
Este es Ginés García Millán con peluca. Grau, vaya, el alfarero próspero y ambicioso tío político de Arnau, el protagonista.

En este primer episodio, 'Fugitivos' conocemos bien a Bernart Estanyol (Daniel Grao), padre de Arnau, un payés que huye de sus tierras después de que su señor ejerza el derecho de pernada sobre su mujer convintiéndola en la sombra de la chica alegre y dulce con la que se casó. Además, el señor reclama a Francesca para amamantar a su hijo, lo que hace que el suyo propio sufra desnutrición. Cuando Bernat se entera, huye con él a Barcelona. Allí conocemos a la hermana de Bernat, que se convirtió en la mujer de un próspero alfarero gracias a que su hermano renunció a su herencia para dejarle a ella la dote.

Los niños del reparto. No se aprecia bien en la imagen pero el croma de esta escena es terrorífico.
Los niños del reparto. No se aprecia bien en la imagen pero el croma de esta escena es terrorífico.

Sobre las actuaciones poco que comentar. Los actores en personajes principales salen airosos, con creces en su inmensa mayoría, incluidos los niños. Hugo Arbués -el mini Arnau- y Lucía Díez, a la que vemos más mayorcita en 'La otra mirada', borda el papel de la repelente y retorcida Margarita Puig (para que después digan que los niños no pueden ser malos).

Se nota que 'La Catedral del Mar' no tiene miedo a espantar a cierto tipo de público que huye de la sangre; y lo curioso es que arrasó con 22,8% y 3.859.000 espectadores dejando la gala de Supervivientes como segunda opción de la noche.

Y no ha llegado ni a comenzar la construcción de la catedral de Santa María del Mar, el verdadero corazón de la trama, ni a las tremendas batallas que se narran en el libro y que está por ver cómo han sido trasladadas a la pequeña pantalla. Y sin embargo, todas las atrocidades sufridas vienen más de la época que de los personajes y eso hace que pueda parecer una serie fría, una serie que le falta alma porque le fallan los personajes. Esperemos que lo mejor esté aún por venir.

 

Fotos

Vídeos