El drama del refugiado, según un adolescente de 16 años

Una de las escenas que deja la obra. /Henar Sastre
Una de las escenas que deja la obra. / Henar Sastre

El proyecto La Nave del Teatro Calderón rescata el viernes 26 y sábado 27 de enero ‘Fuegos’, la obra que mereció el Premio Estación Norte del TAC y que propone una reflexión de 60 jóvenes sobre el éxodo

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Primero es el silencio y de repente fuego, humo, cenizas, polvo... Quien suscribe y describe es Noelia Toribio, navegante además de poeta, que resume en un fogonazo el escenario en el que se perpetúa el ser humano cuando se convierte en refugiado. «En un segundo tu mundo estalla y el exilio es la única salida para escapar del odio», sentencia Noelia, que es juez y parte en el tercero de los proyectos que puso en marcha el año pasado La Nave, y que ahora llega al Teatro Calderón tras recabar el aplauso del público y el reconocimiento de la crítica durante la última edición del Festival de Teatro y Artes de Calle (TAC), donde se alzó con el Premio Estación Norte.

‘Fuegos’, que así lleva por título, coge el testigo dejado por ‘Metamorfosis’ y ‘Green Eyed Monster’ para desarrollar una investigación sobre el concepto del éxodo en términos generales, «el éxodo presente que son los refugiados, pero también el del pasado y el del 80 por ciento de los navegantes –miembros de La Nave– que están lejos de su ciudad», según explicó ayer Nina Reglero, coordinadora y responsable de este proyecto vinculado al Teatro Calderón.

Un grupo de navegantes con la valla a su espalda.
Un grupo de navegantes con la valla a su espalda. / H. Sastre

Un trabajo que parte de un estudio previo realizado con los jóvenes que participan en las actividades de La Nave, y que supone una reflexión generacional sobre el drama real que sufren los emigrantes en general y los refugiados en particular. Desarrollado a partir de diferentes expresiones artísticas, este estudio se basó en sus inicios en tres preguntas básicas: ¿Por qué el éxodo de jóvenes españoles en busca de su futuro?, ¿qué fue de nuestro pasado como emigrantes y como refugiados?, y ¿qué posición debemos tomar frente a los exiliados, emigrantes y refugiados que llegan a nuestras fronteras? De las respuestas se hizo cargo Lola Blasco para escribir un texto, «ácido pero bellísimo» –según se apuntó en la presentación–, que se ajusta al milímetro al escenario planteado por los más jóvenes. «Su experiencia se junta al éxodo del pasado, y todo eso hace que nos lleve a la desmemoria», señala Reglero, quien reconoce que el ‘Tú no sabes nada’ de sus alumnos sirvió de leitmotiv durante los ocho meses de trabajo que esconde ‘Fuegos’ tras de sí.

En escena más de 60 jóvenes (de 16 a 26 años) y 7 más de La Nave sénior (entre 60 y 70 años) que, tras estrenar en la Cúpula de Milenio, se tendrán que apretar para adaptarse a los doce metros de boca que tiene el escenario del Calderón –frente a los 43 de la Cúpula–. «Eso supone casi volver a estrenar porque este espectáculo fue concebido para la Cúpula del Milenio con un lenguaje muy próximo a la calle», asegura Carlos Nuevo, quien apunta también cambios notables como «el lenguaje de la iluminación», «el movimiento escénico» o «la propia visión del espectador», ahora desde un nivel inferior cuando en la Cúpula el público lo vio desde una grada.

«Se trata de una experiencia escénica ciertamente especial y sorprendente que se eleva a otro estadio distinto», describe José María Viteri, director artístico del Teatro Calderón, quien subraya también la «catarsis que provocan los actores entre el público asistente».

En la obra toman parte más de 60 jóvenes.
En la obra toman parte más de 60 jóvenes. / H. Sastre

Actores en fase de formación que se quedan con la experiencia que les proporciona forma parte de un proyecto como el de La Nave cuatro años después de su puesta en marcha. «Hay poco teatro para jóvenes y esta obra es un ejemplo hecha desde la perspectiva de un joven a los que muchas veces se nos dice que no somos muy expresivos», comenta Patricia Atienza, una de las navegantes. «Podemos trasladar nuestras experiencias y lo que nosotros pensamos», sostiene su compañero Nathaniel Ollero sobre un montaje que incluye música en directo, además de una coreografía y vestuario muy cuidados.

Música y vestuarios acordes a la realidad que vive/sufre el emigrante, el refugiado que camina abocado al odio. «Menos mal que tú y yo estamos al otro lado de la valla y no tenemos pesadillas», suscribe Noelia. «Menos mal que también apoyamos a los refugiados porque escribimos cosas en Facebook con el hashtag #RefugeesWelcome», añade. «Y poco a poco, sin darnos cuenta, nos incendiamos los unos a los otros. Todos nos convertimos en fuego, humo, cenizas y polvo. Este es el mundo en el que vivimos».

'Fuegos’ se representa en el Teatro Calderón, viernes 26 y sábado 27 de enero (20:30 horas), con entradas a 10 euros, 5 con Tarjeta Joven.

 

Fotos

Vídeos