«Nuestro reto está en evitar convertirnos en una banda de hits del pasado», dice el cantante de Love of Lesbian

Santi Balmes, primero por la izquierda, con el resto de componentes de Love of Lesbian./
Santi Balmes, primero por la izquierda, con el resto de componentes de Love of Lesbian.

La banda barcelonesa celebra sus veinte años de carrera con su cuarta comparecencia en el festival de Aranda

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

Cumplen dos décadas en los escenarios y también el décimo aniversario de su disco más emblemático: '1999'. Love of Lesbian se sube, esta noche, por cuarta ocasión al escenario de Sonorama Ribera en Aranda de Duero, acompañados por once músicos con un espectáculo enérgico y variado. Su cantante, Santi Balmes, que desde hace años se ha abierto a la creación literaria, valora que el festival haya hecho un hueco para los escritores, en unos encuentros que se estrenan este año.

–Se cumplen dos décadas de carrera musical… ¿En qué punto está el grupo?

–La realidad es que hemos conseguido lo que esperamos cuando éramos jóvenes, triunfar en el mundo de la música. Una vez que eso se ha cumplido, ahora es cuando viene lo más difícil, cuando te planteas conseguir mantener la presión sobre lo que hacemos y no caer en la autoindulgencia. Tenemos que lograr no convertirnos en una banda de hits del pasado. Todo estos son los peligros que nos acechan en estos momentos.

–Es la cuarta ocasión en Sonorama Ribera. Es tópico o realidad eso de que es un festival diferente…

–Es totalmente real que es un festival que tiene unos cuantos puntos diferenciales, muchos. Por poner un ejemplo, el escenario de la plaza del Trigo, en el centro del pueblo. Ese escenario está reservado al calor, a la euforia del público, es muy especial. Todo el mundo está esperando a ver que va a suceder, qué sorpresa han preparado y qué toro sueltan. Hace unos años actuamos allí, customizados como The Cure, con pelucas y con la cara blanca, pasamos un calor generado tanto por el tiempo como por el público presente. Es un escenario único que no encuentras en otros festivales. Hay que valorarlo mucho.

–Este año el festival se ha abierto también a otra de las pasiones de Santi Balmes: la literatura, con encuentros públicos entre músicos y escritores. Otra cosa que no es muy habitual…

–Es una gran idea, veo muy bien todo lo que sea emparentar estas disciplinas, me parece correcto y necesario. El pop bebe de la literatura y la literatura bebe del pop. Creo que es un ensamblaje lógico y muy interesante, lo mismo que si hubiera un apartado que hablara de series, también me parecería correcto, en estos momentos. Es normal mezclar y conjugar distintas disciplinas artísticas. Un idea que hay que aplaudir.

–¿Qué le aporta la literatura que no encuentra en la música?

–Me aporta una oportunidad para ampliar todas las cosas que no puedo concretar en una canción. Las canciones son muy concentradas y, a veces, se te quedan muchas notas al margen que consideras que también merecen la pena de ser publicadas. Entonces, cuando no tienes esa esclavitud de lo que puede ser la concreción de una canción pop, encuentras un disfrute, aunque también tienes que ir con cuidado de no vengarte y explayarte demasiado.

Hay más posibilidades de meter la pata en un libro o en una letra de canción de un libro. Las cosas cuando están cantadas y están acompañadas de música tienen mucho más poder, un poder emocional del cual carece la literatura.

–Respecto a esta noche, ¿Qué va a poder disfrutar el público sonorámico?

–Una banda que tiene muchísimas ganas de hacer un repaso a todos sus años de trayectoria, dos décadas encima de los escenarios. Una banda, además, que está celebrando el décimo aniversario de su trabajo 1999, un disco muy emblemático para nosotros como grupo, pero también para mucha gente que nos sigue. Ofreceremos un formato con once músicos sobre el escenario, un espectáculo que crea y genera ambientes variados y muy enérgicos.

–Por curiosidad, ¿Veremos a Love of Lesbian compartiendo escenario con Nacho Cano el sábado?

–Podría ser que estuviéramos por ahí. Solo digo eso.

–¿Sorprendido de que Sonorama Ribera haya conseguido tras 22 años de ausencia, su vuelta a los escenarios?

–Yo conociendo al director del festival, Javier Ajenjo, creo que no es humano porque todo lo que se propone, lo consigue. Si el año que viene se propone que venga el Papa a tocar, lo conseguirá, te lo juro. Es perseverante y admirable. Consigue lo increíble.

–Para terminar, un mensaje para el público que va a estar esta noche esperando a Love of Lesbian.

–Vamos a estar en el escenario con la misma ilusión que la gente que está en las primeras filas, con eso se define todo, las ganas que tenemos de estar en Sonorama Ribera.