Tequila, Toteking y El Niño de la Hipoteca estrenan los nuevos escenarios del Sonorama

El público baila en la plaza del Trigo. /Jacobo Revenga
El público baila en la plaza del Trigo. / Jacobo Revenga

Miles de personas toman Aranda para disfrutar de las actuaciones

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZ

Había expectación por conocer el nuevo recinto de Sonorama Ribera y ese momento ha llegado en la tarde noche de este jueves. Una zona que triplica la antigua sede del festival arandino y que ha recibido a los festivaleros con más amplitud, dotaciones y servicios de todo tipo. Sonorama Ribera está acostumbrado a batir récords y parece que este año no va a ser diferente. La primera cita en el nuevo recinto se ha convertido también en el jueves más multitudinario de la historia del festival.

Un sonido poco habitual de los festivales, pero que no sorprende en Sonorama Ribera, hizo las delicias del público más maduro a primera hora de la tarde en el escenario Ribera del Duero. Tequila, con Alejo Stivel y Ariel Rot, puso toda su energía en un concierto todavía a plena luz del día. ToteKing y A Contra Blus y el Niño de la Hipoteca consiguieron también hacer bailar al público en los primeros compases de la nueva sede.

Por la mañana, en la vida diurna de Sonorama Ribera, las calles del centro denotaban también la mayor afluencia de festivaleros. A pesar de que el punto álgido de público se alcanza tradicionalmente el sábado, en la primera jornada de día, ya se notó una presencia de asistentes mucho más nutrida que en años anteriores.

Pocos minutos después de las tres de la tarde, una plaza del Trigo abarrotada de gente esperaba el concierto sorpresa #EspírituRibera. Al escenario se subía Joe Crepúsculo con su mezcla de electropop, rock, trap y un sinfín de estilos. El artista supo conectar, desde el primer momento, con el público que bailó en la plaza del Trigo al calor del mes de agosto sofocado por la manguera de agua de los voluntarios de Protección Civil, que desde un balcón contribuían a paliar las altas temperaturas de primera hora de la tarde.

Previamente habían pasado también por ese escenario los grupos Playa Cuberris, Bauer y Venturi. También actuaciones en los otros dos escenarios de la zona centro arandina, situados en la plaza del Rollo y la plaza de la Sal, este último cerrando cuando ya caía el sol. Mañana viernes se sumarán a la programación otras dos alternativas diurnas, el escenario Charco en el parque de la Isla con artistas iberoamericanos y el escenario Castilla y León situado en el barrio de Santa Catalina con intérpretes de la región. Además, por primera vez, la iglesia de Santa María se abre también a Sonorama a las 13 horas con un concierto de Holly Miranda que tendrá un precio de 5 euros. Mientras tanto, en la plaza del Trigo se espera una nueva sorpresa, a partir de las 15 horas.