Históricas, con suspense y seriadas

Históricas, con suspense y seriadas

Los lectores de novela prefieren tramas que les transporten a otras épocas, en su punto de misterio y, puestos a elegir, con personajes que repitan en más de un tomo

José María Cillero
JOSÉ MARÍA CILLEROValladolid

No hay fórmulas mágicas, tampoco en el mercado editorial. Pero al menos sí hay constantes que se aprecian cuando se echa la vista atrás para saber qué novelas escogen los españoles año tras año. En lo que va de decenio, los gustos mayoritarios se han decantado por ficciones ambientadas en distintos momentos de la Historia, seguidas muy de cerca por las de suspense y misterio. De ello se deduce que un autor avispado que combinara esas dos variables alcanzaría el título de rey (o mejor, como veremos después, de reina) del mambo de la prosa inventada, ¿verdad? Pues no, o no del todo. Gusta lo histórico, gusta lo policial, pero tal vez porque esas cosas no tienen enmienda, el fenómeno editorial desde 2011 –en España y en todo el mundo– lo ha protagonizado la novela erótica, una trilogía con coda, 'Cincuenta sombras de Grey' –70 millones de ejemplares vendidos en todo el mundo–, de la londinense Erika Leonard James, que a partir de 2012 tomó el relevo de la saga del decenio anterior, 'Millenium', pentalogía ya, iniciada por el sueco Stieg Larsson y heredada por su compatriota David Lagercrantz tras el fallecimiento de su creador.

Lo que es indiscutible es el dominio del mercado por parte de dos grupos editoriales, el español Planeta y Penguin Random House, de la multinacional alemana Bertelsmann, que a través de sus distintos sellos se reparten 27 de los 28 títulos más vendidos, cuatro por año desde 2011 hasta el pasado 2017, en España. Solo Salamandra y gracias al hechizo de su todopoderoso mago con cicatriz, Harry Potter, se coló entre los dos colosos editores en 2016.

Las novelas más vendidas

2017

1. Patria
Autor: Fernando Aramburu. Editorial: Tusquets. Género: Histórica.
2. Origen
Autor: Dan Brown. Editorial: Planeta. Género: Suspense.
3. Una columna de fuego
Autor: Ken Follet. Editorial: Plaza&Janés. Género: Histórica.

2016

1. Harry Potter y el legado maldito
Autor: J. K. Rowling. Editorial: Salamandra. Género: Juvenil.
2. La chica del tren
Autor: Paula Hawkins. Editorial: Planeta. Género: Suspense.
3. El laberinto de los espíritus
Autor: Carlos Ruiz Zafón. Editorial: Planeta. Género: Misterio.

2015

1. La chica del tren
Autor: Paula Hawkins. Editorial: Planeta. Género: Suspense.
2. La templanza
Autor: María Dueñas. Editorial: Planeta. Género: Histórica.
3. Hombres buenos
Autor: Arturo Pérez Reverte. Editorial: Alfaguara. Género: Histórica.

2014

1. Bajo la misma estrella
Autor: John Green. Editorial: Nube de tinta. Género: Juvenil.
2. El umbral de la eternidad
Autor: Ken Follet. Editorial: Plaza&Janés. Género: Histórica.
3. Dispara, yo ya estoy muerto
Autor: Julia Navarro. Editorial: Plaza&Janés. Género: Histórica.

2013

1. Cincuenta sombras de Grey
Autor: E. L. James. Editorial: Grijalbo. Género: Nov. erótica.
2. Inferno
Autor: Dan Brown. Editorial: Planeta. Género: Misterio y suspense.
3. La verdad (...) Harry Quebert
Autor: Jöel Dicker. Editorial: Alfaguara. Género: Suspense.

2012

1. Cincuenta sombras de Grey
Autor: E. L. James. Editorial: Grijalbo. Género: Nov. erótica.
2. Cincuenta (...) más oscuras
Autor: E. L. James. Editorial: Grijalbo. Género: Novela erótica.
3. Cincuenta (...) liberadas
Autor: E. L. James. Editorial: Grijalbo. Género: Nov. erótica.

2011

1. El prisionero del cielo
Autor: Carlos Ruiz Zafón. Editorial: Planeta. Género: Misterio.
2. El tiempo entre costuras
Autor: María Dueñas. Editorial: Planeta. Género: Histórica.
3. Si tú me dices ven, lo dejo todo
Autor: Albert Espinosa. Editorial: Grijalbo. Género: Drama

Y aquí, en la creación literaria, afortunadamente no hay que recurrir a la discriminación positiva para corregir ningún desequilibrio de género, o eso al menos se desprende del 'ranking' de ventas de los últimos siete años, en el que figuran cuatro mujeres frente a tres hombres –son tres autoras, si bien una, James, con doblete, 2012 y 2013, hazaña que no consigue ningún hombre–. En total y teniendo en cuenta las cuatro novelas más vendidas en España cada año desde 2011, se registran 16 presencias femeninas y 12 masculinas. En cuanto a la procedencia de los autores, 11 de las 28 presencias en el palmarés del decenio son de españoles (ocho autores, pero María Dueñas repite tres veces y Ruiz Zafón, dos, ambos con novela distinta). En dos años, 2011 Ruiz Zafón y 2017 Aramburu, se alzan con el primer puesto. Hay años, como 2011, en los que los nacionales copan tres de los cuatro puestos del 'ranking'; otros, 2013, ni la huelen.

La facturación cayó de los 3.123 millones en 2007 a los 2.182 de 2013. El año pasado llegó a los 2.319

Del análisis se desprende también que el lector premia con su fidelidad las tramas que se desarrollan en más de un tomo, como en los casos de las 'Cincuenta sombras' o de Harry Potter, pero también en series, como la de Dan Brown y su personaje Robert Langdon; Ken Follet y su saga iniciada con 'Los pilares de la Tierra; Ruiz Zafón y su tetralogía 'El cementerio de los libros olvidados', o Ildefonso Falcones y su trilogía de 'La catedral del mar'. Y es que a menudo autores y lectores se encariñan con los personajes y les cuesta desprenderse de ellos; los primeros, por lo difícil que resulta dar con la fórmula del éxito; los segundos, porque disminuye el esfuerzo de atención que requiere entrar en tramas nuevas y tal vez por el ritmo adquirido con las series televisivas. Los editores también aman las sagas, colchones que garantizan las ventas. Conviene recordar que el sector cayó en su facturación de los 3.123 millones de euros en 2007 en España a los 2.182 millones en 2013, año que inició una lenta recuperación hasta los 2.319 millones de 2017.

BookScan y LibriRed, los medidores

El dato exacto de lo que vende cada título es un misterio irresoluble, por mucho que en el sector se trabaje con dos sistemas más o menos potentes para esta medición, BookScan, desarrollado por Nielsen, de la que son clientes los grandes grupos editoriales, y LibriRed, puesto en marcha en 2014 por Cegal, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros, en colaboración con el Ministerio de Cultura, que reúne a 1.600 librerías de todo el territorio nacional. BookScan no ofrece datos reales, sino previsiones a partir de algoritmos más o menos certeros. Su base de datos está formada por grandes cadenas –Casa del Libro, El Corte Inglés, Carrefour...– y funciona mejor para 'lo comercial', para los 'best-sellers', (es el medidor empleado en los cuadros que acompañan esta información). LibriRed, por su parte, se basa en las ventas de las propias librerías y en los 'stocks' actualizados en el mercado bibliográfico, teniendo en cuenta todas las ediciones, las pequeñas y las grandes, por lo que es más fiable en cuanto a 'datos literarios'. Ni una ni otra cuentan con el negocio de Amazon, que podría alcanzar ya el 10% del total.

A pesar de que las cifras no han vuelto a ser las de antes de la crisis –la presencia de otros factores, no solo económicos, invitan a pensar que jamás lo serán– a Manuel Cambronero, de la librería vallisoletana Margen, su experiencia de toda una vida entre tomos le permite certificar que la novela, lejos de resentirse por el auge de relatos, cortos, el auge relativo de la poesía y de las historia gráfica, goza de una excelente salud, merced no solo a la nueva creación, también a la recuperación de autores del pasado, con un papel decisivo de pequeños editores con experiencia y conocimientos en el sector y que trabajan con vocación de artesanos. «Los 'best-sellers' no son el enemigo, nos mantenemos gracias a ellos», afirma Cambronero, si bien sus lectores no suelen ser esos parroquianos habituales que establecen vínculo con su librero.

Estrella García, de la librería Oletvm, constata también la buena salud que goza la novela, «cambian los gustos sobre los temas, pero sigue fuerte» y defiende los 'best-sellers', «atraen a gente a otro tipo de lecturas, pero también son lectura en sí mismos». Sobre la caída en los índices, habla del efecto de las series de TV: «Son muy buenas, pero absorben. Yo misma me di de baja de Netflix». Hablando de series, advierte de que funcionan mejor las sagas literarias cuyo argumento tiene principio y final en cada entrega y no obligan a la lectura íntegra de la colección.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos