Javier Angulo saca pecho en la UVA de la rentabilidad mediática de Seminci

Javier Angulo, en la Universidad de Valladolid. /Henar Sastre
Javier Angulo, en la Universidad de Valladolid. / Henar Sastre

El director del festival imparte una charla en la Facultad de Económicas

SAMUEL REGUEIRAValladolid

Para Javier Angulo, el germen de un festival de cine como Cannes, Venecia o San Sebastián es, más que la respuesta a la demanda cinéfila, una fusión de intereses económicos entre los responsables de turismo y los comerciantes. De ahí partía su charla ayer en la Facultad de Empresariales de la UVA, en la que sacó pecho del ROI en la comunicación, del retorno de la inversión que, en esta última edición, ha ascendido a veintitrés millones y medio, de acuerdo a sus propias valoraciones.

«Ha habido que saber vender y promocionar bien para luego sacar apoyos externos», explicó el responsable de la Semana en el Salón de Grados ante el alumnado y personal docente de esta facultad. La estrategia de comunicación a lo largo de esta década bajo su dirección, a pesar de las diferentes empresas subcontratadas que han ejecutado las acciones en revista, web y redes sociales, no se ha alterado según la visión de Angulo: «Siempre he llevado yo el control en prensa e invitados, hay cosas que no se pueden delegar». Se arroga también favorecer el espectáculo con la inclusión de películas de gran reparto nacional o invitados mediáticos como, el último año, Matt Dillon o la reina Letizia, que revolucionen la ciudad «sin que de salas para adentro se pierda la identidad del cine de autor».

Angulo también ha adelantado que tiene ya cerrada buena parte de la 64ª Seminci, incluido el país invitado. Por otra parte, se ha mostrado tranquilo ante posibles cambios políticos o potenciales de fundaciones y áreas culturales: «He peleado porque Seminci no sea polémica ni política sino de todo el mundo, que nos sobreviva a todos».