Iván Sáinz-Pardo estrena el corto 'Tono menor' rodado en Valladolid

Iván Sáinz-Pardo, en la antesala de los cines Broadway. /Henar Sastre
Iván Sáinz-Pardo, en la antesala de los cines Broadway. / Henar Sastre

La historia, que aúna costumbrismo con drama y ciertos toques de 'thriller', tiene a Miguel Rellán como protagonista

SAMUEL REGUEIRA Valladolid

Un padre y su hijo. Un fado, la canción que, por excelencia, encarna al sentimiento de la nostalgia. Y un pasado que hay que dejar atrás. Son estos los ingredientes del cortometraje 'Tono menor'; adaptación, a cargo del director nominado al Goya Iván Sáinz-Pardo ('Ainhoa'), del relato de Guillermo Delgado 'Extraescolares'. La historia, que aúna costumbrismo con drama y ciertos toques de 'thriller', marca de la casa de un estilo habitual en su director, del gusto de mezclar géneros cinematográficos, se vertebra en torno a un hombre -interpretado por Miguel Rellán- que «toma conciencia de la propia realidad», en palabras del actor.

«Todos somos nuestras memorias, nuestros recuerdos», subraya Rellán, «pero no es cierto que cualquier tiempo anterior fuera mejor. No hay que anclarse en el pasado». El intérprete trata de evitar dar una interpretación absoluta de la película, ya que considera que «en todo arte, la mitad de la belleza del paisaje la pone el que mira», y enumera sus referentes para encarnar a este contradictorio protagonista en la realidad que le rodea y en sus años vividos: «Resulta inevitable conocer a gente que viva deprimida o que insista en negar la realidad».

Los actores David Tortosa, Nati Orozco, Miguel Rellán, Iván Sáinz-Pardo (director), y Paco Sepúlveda.
Los actores David Tortosa, Nati Orozco, Miguel Rellán, Iván Sáinz-Pardo (director), y Paco Sepúlveda. / H. Sastre

La fuerza del equipo artístico, completado por David Tortosa, Natividad Orozco y Paco Sepúlveda, compite con el peso de un arreglo orquestal a cargo de Philip Fabian Kölmel y, claro, del fado 'Amor de Mel, Amor de Fe', del cantante António Zambujo: «Es el mayor acierto del guion», señaló Rellán con entusiasmo; «no hay nada más evocador, aparte de los olores, que la música, y el fado es la nostalgia misma por definición».

«El fado es el protagonista absoluto», coincidió Sáinz-Pardo, para quien su protagonista es «un hombre que vive encerrado» en dicho género melódico. El artífice de esta película ha escogido Barcial de la Loma y el restaurante Vinotinto para ambientar el cortometraje, que se ha presentado en los cines Broadway en un pase privado junto a otros trabajos del director (el ya mencionado 'Ainhoa' y 'El sueño del caracol) y que reserva su gran estreno para algún festival importante de España: «Lo intentaremos en Seminci y en Gijón, entre otros», reveló el cineasta, que no disimuló su particular interés en que eventualmente fuera en la Semana Internacional de Cine de Valladolid: «Esta ciudad se ha abierto a nosotros y nos ha dado mucho», añadió.

Sáinz-Pardo define 'Tono menor' como «una especie de historia que trata la ausencia y la pérdida y que persigue emocionar». Sobre las discusiones creativas entre él y Rellán a la hora de construir a este protagonista, el director recuerda que «para Miguel era muy importante saber en qué punto se encontraba su personaje».

 

Fotos

Vídeos