«Esta crisis ha hecho dudar a mucha gente de sus posibilidades»

Josef Ajram. /
Josef Ajram.

Josef Ajram, atleta barcelonés, participó en el Aula de Cultura con una conferencia titulada ‘Prepárate para triunfar’

VICTORIA M. NIÑO

La actividad del tiempo libre ha acabado encapsulando la profesional. Este bróker que se mide en carreras de ultrafondo y pruebas de triatlón es reclamado por las escuelas de negocio para que trasvase su experiencia en el deporte al mundo empresarial. Josef Ajram (Barcelona, 1978), hijo de sirio y española, habló ayer en el Aula de Cultura en el Aula Mergelina de la UVA de todo ello apoyándose en su último libro, Prepárate para triunfar. Entre sus señas de identidad, los tatuajes. Lleva su filosofía escrita en la piel.

¿Qué es el triunfo para usted?

Conseguir las metas que nos propongamos, ya sea profesional o personalmente, el no tener miedo de intentar conseguirlas.

¿Desde cuando traslada al papel sus experiencias deportivas?

Con la aparición de las nuevas tecnologías cree un blog donde escribía mis entrenos desde 2005. A través de las redes sociales ves la inquietud de saber que tiene la gente y la demanda de que les transmitas lo que has aprendido en la vida. Me sorprende que haya tanta gente que necesite tantas pistas. Si puedo aportar algo encantado.

¿A qué atribuye el éxito de todo lo relacionado con la inteligencia emocional?

Este momento de crisis que pasamos ha hecho dudar a mucha gente de sus posibilidades. Han necesitado a alguien que les recuerde que son buenos, que no se les ha olvidado hacer su tarea, que tienen la capacidad de salir adelante.

¿Se considera triatleta, qué disciplina prefiere?

De largo, la bici. No me considero triatleta, soy más bien un aventurero. Tampoco considero que he triunfado en el deporte, no he ganado Olimpiadas ni campeonatos del mundo. Solo he acabado carreras, que son difíciles, y he aplicado lo que me aporta el deporte al mundo de la empresa. Esto último es lo que me da de comer, estoy agradecido al deporte por el aprendizaje constante que me aporta.

¿Cómo se convence a otro de unas posibilidades que a primera vista parecen escasas?

Lo primero es intentar que esa persona visualice el objetivo y se lo crea. Al final, por muchos recursos que tengas, si no te crees que puedes alcanzar la meta, si no das tú el paso, lo demás sobra. Hay que entender que somos posibles, que confío en mí mismo y en lo logrado durante el proceso de aprendizaje y entrenamiento. Y claro, te ha de apetecer. Hoy he estado en una estación de esquí haciendo una actividad con bicis y me viene una persona a invitarme a hacer paracaidismo. Le dije que no me veo. No lo tenía claro. Que cada uno haga lo que le apetece para él y no para los demás.

Es un icono comercial ¿le merece la pena seguir en la Bolsa cuando Bentley confía en su cuerpo?

Compensa al final lo que tengo claro que es largoplacista. Yo no sé si seguiré en esto el año que viene, espero que sí, pero lo veo algo temporal, efímero y causal. Ha venido sin esperarlo y tal como viene quizá se vaya.Siempre pienso que hay que ser el que quieres ser de pequeño, y yo quería dedicarme a la bolsa. Era una atracción intensa la de adivinar este misterio de los números que son tan variables y dinámicos. Me apetecía entenderlo, me atrapó y es muy adictivo.

¿Tanto como el deporte?

Son adicciones parecidas, sí. En ambos te engancha el dinamismo, el no saber qué pasará mañana.

La Bolsa lleva unas semanas revuelta.

Seguimos en un rango lateral (Ibex 35) entre los 9.500 y los 11.200. Se ha corregido un poco pero hay inestabilidades en el mundo. Llevamos todo el año que si el petróleo, que si Grecia, Rusia, ha sido un 2014 sin tendencia, atípico.

¿Dónde tiene paz para escribir?

Trabajo mucho en los aviones, es un sitio que me relaja.

¿Cómo se sobrepone al hedonismo latino y se somete a una disciplina propia de los olímpicos?

El primer paso es decir lo que quieres hacer, quizá no sean cinco horas en bici, pero sí una y media. Sacrificarse es complicado si no tienes un objetivo. Si lo tienes, decides invertir esfuerzo y tiempo que luego puede revertirse en tu recompensa. Los gozos son parecidos, al final cada uno elige su opción. Para unos es salir de cachondeo, para otros ir al cine, para mí es ir en bici, correr o viajar. Creo que cada vez más gente descubre que es una bonita alternativa para ocupar el tiempo libre. Pienso que una parte buena de la crisis es que la gente ha aprendido a correr y ha descubierto que es barato. Puedes hacerlo en grupo, permite hablar y te evades de los problemas.

Y ahora es un negocio, hay corredores salidos del escaparate.

Era necesario, el corredor hace años era muy cutre, iba con camisetas rotas de carreras de hace cinco años. Ahora las marcas han visto que mucha gente corre, que genera dinero y al final hay material increíble. Pero no creo que sea una moda, el deporte ha llegado a la mayoría popular para quedarse. Sufrirá modas, lo de correr por la montaña, por la nieve o el desierto, sí lo es. Pero ya hay una bonita cultura del deporte.

¿Qué le parece lo que ha hecho Occidente con Siria?

Ya advertimos cuando empezó el conflicto de que la alternativa era un estado islámico y nos llamaron locos. Occidente quiso gobernar a su enemigo y ahora verán como se soluciona. Nunca se aceptó que Siria fuera un estado laico. Estados islámicos como Arabia Saudí o Qatar, con la excusa de las primaveras árabes, apretaron a un país que tiene una situación estratégica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos