«Con el servicio de asistente personal estamos consiguiendo llegar al medio rural»

Inmaculada Pose Parra, directora general de Faema Salud Mental Ávila./EL NORTE
Inmaculada Pose Parra, directora general de Faema Salud Mental Ávila. / EL NORTE

Faema trabaja por la autonomía y el empleo de personas con discapacidad y atiende a cerca de 300 usuarios al mes

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

Inmaculada Pose Parra es la directora general de Faema Salud Mental Ávila, que nació en 1996. Los inicios fueron complicados y, desde entonces, la asociación ha evolucionado mucho, según explica la directora, quien destaca que todos los servicios son profesionalizados y que se da un servicio de calidad y muy especializado. La entidad atiende a cerca de 300 personas al mes.

Faema Salud Mental Ávila

Dirección
Calle Capitán Méndez Vigo 10 bajo. 05003 Ávila
Teléfono
920 352 732
Página web
www.asociacionfaema.org Facebook

La Obra Social La Caixa colabora con las ONG castellanas y leonesas

-¿Qué programas desarrolla Faema Salud Mental Ávila?

-Tenemos un centro ocupacional al que están acudiendo 21 personas. Además, tenemos un centro de día de reciente creación, que lleva un año funcionando. Se construyó un centro de 600 metros donde hay zonas ajardinadas, servicio de comedor y de transporte. La asociación hizo una inversión de cerca de un millón de euros y estamos atendiendo a 52 personas. Un gran avance también son las viviendas supervisadas, en las que estamos atendiendo a 38 personas en ocho viviendas. Hemos comprado dos viviendas más para poder ofertar ocho plazas más. Confiamos en que, a finales de año, estén en funcionamiento porque teníamos lista de espera. Otro servicio muy en auge y muy novedoso es el de asistente personal. Es un recurso muy flexible y es importante porque estamos consiguiendo llegar a zonas rurales. De las 55 personas que estamos atendiendo actualmente, 25 son en Ávila y 30 en entorno rural. Esto ha favorecido la contratación de asistentes personales en el medio rural y en Faema tenemos siete personas trabajando en pequeños pueblos de la provincia. También contamos con servicios especializados, psicólogo, trabajador social, servicio de logopeda y técnicos de inserción sociolaboral.

-¿También se trabaja en empleo?

-Sí, tenemos un programa con itinerarios personalizados en el que atendemos a 106 personas y hemos conseguido en lo que llevamos de año 48 contrataciones. Para nosotros supone un gran logro acercar a las personas con discapacidad al medio laboral. También es muy importante nuestro Centro Especial de Empleo, donde están trabajando 22 personas. Entre Faema y Faema Empleo formamos una plantilla de 62 trabajadores. Además, contamos con delegación en El Barco de Ávila, programas en el centro penitenciario de Brieva, apoyo a la familia y participamos muy activamente en todas las actividades que nos ofrece la ciudad como algo normalizador.

-¿A qué se dedica el Centro Especial de Empleo de Faema?

-Tenemos diferentes actividades para abarcar diferentes perfiles. Tenemos servicio de limpieza, de bordado, serigrafía, plancha, manipulado, buzoneo, reciclaje de tapones, vestuario laboral, rotulación de vehículos, impresión digital, regalos publicitarios y servicio de catering. Estamos muy ilusionados porque queremos que el servicio de comedor del centro de día se convierta los fines de semana en un restaurante inclusivo. Tiene una capacidad para 50 comensales y disponemos también de un cenador en el jardín. Queremos abrirlo también a la gente joven y a los niños porque hay una sala de ocio para complementar el servicio de comedor y que puedan disponer de videojuegos, futbolín, mesa de pingpong y un servicio de monitor. Sobre todo, queremos dar una imagen de capacidad, de que las personas con capacidades diferentes pueden desarrollar un puesto de trabajo.

-¿Qué demandaría a las administraciones?

-Hemos avanzado muchísimo y la implicación de la Junta de Castilla y León es de agradecer porque fue un antes y un después con la nueva Ley de Dependencia. Creo que es una buena normativa; aunque siempre pedimos que se resuelvan antes los casos. También reivindicamos las ayudas de inversiones para construcción y equipamiento, más atención en el medio rural, recursos especializados para trabajar el envejecimiento activo, otros medios más específicos para la prevención y la atención infanto-juvenil y avanzar en el campo de las personas sin hogar porque estamos viendo que un porcentaje altísimo son personas con problemas de salud mental.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos