Sanidad realizará contrataciones puntuales en Castilla y León para evitar acumulaciones en atención primaria

Hospital Clinico Universitario de Valladolid. /Ricardo Otazo
Hospital Clinico Universitario de Valladolid. / Ricardo Otazo

El sindicato CESM y la Consejería acuerdan desbloquear la carrera profesional y desarrollar en 2019 concurso de traslados abierto y permanente en la comunidad

El Norte
EL NORTEValladolid

Los médicos de Castilla y León recuperarán parte de los derechos laborales y retribuciones perdidos con la explosión de la crisis en la comunidad tras el acuerdo alcanzado por la Consejería de Sanidad y el sindicato CESM (Conferedación Estatal de Sindicatos Médicos), el único con representación sectorial del colectivo. El pacto se resume en cuatro puntos fundamentales: retomar el complemento de productividad variable a partir de enero, contrataciones puntuales para evitar acumulaciones en atención primaria que «perjudican a los usuarios», desarrollo de la carrera profesional y oferta de empleo público y concurso de traslados, informa Ical.

Así lo expuso este jueves el presidente de CESM, José Luis Díaz Villarig, quien recordó que se ha consensuado durante las últimas semanas con la Consejería, al mismo tiempo que se ha observado «una sensibilidad» del departamento que dirige Antonio Sáez Aguado hacia el colectivo médico. Esta situación la justificó en que cualquier mejora «redundará siempre» en una mejor asistencia al usuario. En todo caso, aclaró que es el inicio de la aplicación de esa tabla de reivindicaciones a recuperar, pues en próximas fechas se conocerá el resto, después de que éstas sean trasladadas a la Mesa Sectorial. También de otras que son competencia del Gobierno central.

Por su parte, el secretario general de CESM, Tomás Toranzo, se encargó de desgranar las cuatro partes del acuerdo. En primer lugar, habló de retomar la productividad variable, un complemento anulado como consecuencia de los recortes de 2012 y que incentiva el cumplimiento del Plan Anual de Gestión de Planes Específicos de Sacyl. «Los médicos fueron los únicos que se vieron perjudicados. Arrimamos el hombro, porque al resto se les había consolidado como productividad fija», señaló.

Desde entonces, el sindicato batalló por recuperarlo, algo que se materializa en este pacto a partir del 1 de enero de 2019, pero que se empezará a pagar en mayo. Se trata de un montante «mportante» que Sanidad deberá abonar a los médicos y que el colectivo prefirió no aportar. En todo caso, añadió Toranzo, se trata de una compensación que motiva a aquellos profesionales con mayor compromiso con el sistema sanitario, «que se la han ganado totalmente». Contará, a partir de ahora, con una evaluación cuatrimestral para analizar los objetivos de calidad asistencial. «No es nada nuevo. Es algo que nos corresponde y que ya teníamos antes de la crisis», matizó Díaz Villarig.

El segundo punto del acuerdo se refiere al pago de acumulaciones en Atención Primaria. Recordó que la falta de profesionales médicos en este ámbito, unido al aumento de la jornada a 37,5 horas, provocó que desde 2012 la situación fuera «de abuso», en la que Sacyl «obligaba a los profesionales a acumular trabajo de los compañeros que estaban de vacaciones, bajas o permisos, sin ninguna regla o control».

Ahora, el pacto fija un máximo de acumulaciones para cumplir la jornada adicional a partir de un límite, establecido en 20 horas en los centros de salud urbanos y 25 en los rurales y que será retribuida. Además, también contempla un mecanismo de mejoras en las coberturas de ausencias para asegurar la calidad asistencial, tales como contrataciones puntuales, para «dedicar a cada paciente el tiempo oportuno».

Desbloqueo de la carrera profesional

El tercero de los capítulos se ciñe al desbloqueo de la paralización de la carrera profesional desde 2012, que «impidió el acceso de nuevos médicos de carrera y el progreso de los que ya estaban». Al respecto, Toranzo recordó que CESM luchó en los juzgados para que este derecho no se perdiera y logró sentencias que «han obligado a abrir la carrera profesional de los años 2010 y 2011 para fijos e interinos». Estas sentencias, dijo, se deben aplicar, pero en cualquier caso, el acuerdo alcanzado con la Consejería «fija unos plazos concretos para su desarrollo y pago que tiene que cumplir contratando recursos profesionales, informáticos o los que sean necesarios».

Toranzo explicó que Sanidad había argumentado, precisamente, falta de recursos y de personal para mantener este asunto bloqueado. Ello conlleva el compromiso de nuevas contrataciones en los servicios centrales y en los periféricos. «Es importante que el trabajador vea que está valorado para su motivación. Y en eso cobra importancia su reconocimiento, a pesar de ser de hace ocho años». La Consejería también promete impulsar la evaluación para que esté concluida en condiciones de retribución antes del fin de la legislatura.

Ofertas y concursos

Por último, Toranzo desgranó el cuarto punto, que incluye un compromiso de Sanidad de desarrollar en 2019 el concurso de traslados abiertos y permanente para médicos y sacar la oferta de empleo público de todas las plazas vacantes de licenciados especialistas en 2018 y 2019 para convocar un concurso-oposición de todas las categorías médicas el próximo año. «Esta medida supondrá mayor estabilidad en Sacyl».

También, el vicesecretaria general de CESM, José María Soto, recordó que se adeudan varias guardias del año 2009 y que no han entrado en este acuerdo. «Queremos que se paguen lo antes posible, que no se prorrogue más», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos