El PP sitúa al vitoriano Maroto, que se ha empadronado en Segovia, como senador por Castilla y León

Javier Maroto (izda.) charla con el senador zamorano Martínez Maíllo en las Cortes, tras la investidura del presidente Mañueco./A. Mingueza
Javier Maroto (izda.) charla con el senador zamorano Martínez Maíllo en las Cortes, tras la investidura del presidente Mañueco. / A. Mingueza

El PSOE, que propone a Teresa López y a Francisco Díaz, critica la elección del vasco porque es una persona «absolutamente ajena» a esta región

EL NORTE

El líder del PP, Pablo Casado, ha decidido que el vitoriano Javier Maroto, vicesecretario de Organización del partido, ocupe el único puesto de senador por designación autonómica de Castilla y León que tendrá el PP en la Cámara Alta esta legislatura. Con la elección, Génova deja fuera a Ignacio Cosidó, que fue elegido senador autonómico en 2016 y más tarde portavoz del Grupo Popular en la Cámara Alta, tras la llegada de Casado a la Presidencia del partido, hace un año.

Maroto, que se ha empadronado en la provincia de Segovia, ocupará de este modo un cargo público después de haberse quedado sin su escaño de diputado por Álava en las generales del pasado 28 de abril. En esos comicios el PP vasco no logró representación en esta autonomía por primera vez en democracia. Además, la designación de Maroto como senador abre la posibilidad de que pueda ser designado después portavoz del Grupo Popular en la Cámara Alta. Fuentes del partido han señalado a Europa Press que es una decisión que aún no está tomada.

Maroto, que ha estado volcado en las últimas semanas en las negociaciones postelectorales junto a Teodoro García Egea, seguirá al frente de la Vicesecretaría de Organización del partido.

El palentino Cosidó, fuera

La elección de Maroto implica que queda fuera Ignacio Cosido, que fue senador autonómico en la pasada legislatura -junto a Juan José Lucas- y portavoz del Grupo Popular en el Senado. El dirigente palentino aspiraba a revalidar su asiento de senador y por el momento se desconoce si Casado le buscará destino.

Tras la designación de Maroto, el Grupo Parlamentario Socialista ha acusado al PP de Castilla y León de haberse convertido en una «sucursal de Génova 13». El portavoz del grupo socialista en el Senado, Ander Gil, considera una «falta absoluta de respeto a la ciudadanía» la designación de Maroto porque es una persona «absolutamente ajena» a esta comunidad, empadronado «apresuradamente» en Segovia.

El PP de Segovia emitió un comunicado en el que mostró su «total apoyo» a Maroto porque se trata de una «persona muy implicada con nuestra provincia y con nuestra comunidad autónoma, conoce bien esta tierra y defenderá nuestros intereses».

El Estatuto de Autonomía de Castilla y León impide optar al cargo de senador autonómico a aquellos candidatos que no tengan «vecindad administrativa en cualquiera de los municipios integrados en el territorio de la comunidad», por lo que Maroto se ha empadronado en la provincia de Segovia, muy próxima a la sede madrileña del Senado. También José María Aznar tuvo que recurrir a sus contactos para poder presentarse como candidato por la provincia de Valladolid en las elecciones autonómicas de Castilla y León el 4 de mayo de 1987. Aznar, cuyo domicilio estaba en Madrid, fue empadronado en la sede de Alianza Popular en Ávila, de cuyo ayuntamiento era concejal Ángel Acebes.

La Junta de Portavoces de las Cortes de Castilla y León se reunirá este viernes para ratificar la candidatura del PP con Maroto y la del PSOE, que ha propuesto a la exalcaldesa de Medina del Campo y secretaria provincial del PSOE, Teresa López, y al secretario regional de Juventudes Socialistas, Francisco Díaz. Castilla y León puede designar a tres senadores.

Teresa López, Francisco Díaz y Javier Maroto.
Teresa López, Francisco Díaz y Javier Maroto. / Fotos: A. Mingueza,. C. Hernandez y El Correo