Los grupos políticos se subirán sus emolumentos un 10% este año en Castilla y León

Reunión de la Mesa de las Cortes, este miércoles /Dos Santos-Ical
Reunión de la Mesa de las Cortes, este miércoles / Dos Santos-Ical

Solo el PSOE se opuso a la propuesta del PP para recuperar las cantidades rebajadas desde 2010 por cada procurador y formación

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

La cacareada regeneración política en Castilla y León empieza por que los partidos reciban más dinero y los parlamentarios de la comunidad no han tardado en ponerse manos a la obra. La Mesa de las Cortes decidió este miércoles por mayoría incrementar este año un 10% los emolumentos que reciben los grupos por cada procurador, así como el dinero que les corresponde al constituirse como formación parlamentaria. Todos los partidos que forman el Parlamento autonómico lo apoyaron, a excepción del PSOE, que se opuso a la medida.

La iniciativa surgió del PP y, además de la subida del 10% para 2019, contempla aumentar la cuantía en otro 8% en 2020, un 4% en 2021 y un 2% en 2022. Las asignaciones bajaron en esos mismos porcentajes desde 2010 por la crisis y ahora se recuperarán por voluntad de los propios partidos.

La cantidad fija por grupo pasará este año de 3.500 euros al mes a 3.850. Además, las formaciones parlamentarias recibirán 3.660 euros por cada procurador frente a los 3.300 de la anterior legislatura solo con la subida de 2019. La asignación global por este concepto pasará de los 295.120 euros al mes a los 311.860 euros en este periodo.

La medida recibió las críticas del PSOE. «Así empieza el gobierno de la regeneración y la transparencia. Con una comparecencia para presentar el acuerdo de gobierno sin preguntas y con la queja del Colegio de Periodistas de Castilla y León, y las dos únicas decisiones que han tomado Ciudadanos y el Partido Popular: repartirse los sillones y subirse los sueldos», censuró Luis Tudanca, portavoz del grupo socialista. «Han decidido subir un 10% la asignación a los grupos parlamentarios en las Cortes, subir los sueldos de los procuradores. Ya hemos sido noticia por la decisión del alcalde de Villaquilambre, del PP y apoyado por Ciudadanos, que decidió subirse el sueldo al máximo. Son cosas de la nueva política. El PP sube las asignaciones y los sueldos porque ya se les han acabado los tiempos de Bárcenas y la caja B», añadió Tudanca.

El PP, por su parte, explicó a través de Raúl de la Hoz que esta propuesta, aceptada por todos los grupos salvo el PSOE, «implica una pequeña subida» para «volver a una situación lógica preexistente». «Así lo hemos entendido todos, menos el grupo socialista, que hace el juego fácil, supongo que por demagogia, pero que no ha renunciado en ningún caso a ese incremento». «En la legislatura pasada, año 2015, la situación económica no era la misma en Castilla y León. Lo que planteamos es que la actividad actual de las Cortes, y también de los grupos, se adecuen a las necesidades actuales de la sociedad. Nuestro Parlamento tiene cosas más avanzadas que otros, pero también algunas más atrasadas. Estas Cortes son uno de los parlamentos de nuestro país donde menor retribución perciben los grupos y es uno de los parlamentos con menos presupuesto, en términos absolutos y relativos», añadió De la Hoz..

Esta misma idea la defendió Francisco Igea, portavoz de Ciudadanos y próximo vicepresidente del gobierno conjunto con el PP en la Junta. «Es una propuesta del Partido Popular de acuerdo con el Grupo Mixto. No nos hemos opuesto porque el Parlamento de Castilla y León es uno de los parlamentos con menores retribuciones».

«Las vacas flacas del PP»

Pablo Fernández, líder regional de Podemos, argumentó que es lógico que el Grupo Mixto disponga de más recursos en esta legislatura por su situación «peculiar» (está integrado por dos procuradores de Podemos, uno de la UPL, uno de Vox y uno de Por Ávila). «Tenemos pocos medios para desempeñar con dignidad nuestra labor parlamentaria. Todo lo que sea que el Grupo Mixto tenga algo más de recursos, nos parece bien. Ahora, dicho esto, traslado lo mismo que he comentado en la Junta de Portavoces. No estoy de acuerdo en que el Grupo Mixto, integrado por cuatro partidos, haga que el Partido Popular tenga también que ingresar más. Esta propuesta viene del PP, que está de vacas flacas y ha perdido muchos procuradores. Lo que quieren es disponer de más recursos. Yo quiero que el Grupo Mixto tenga más ingresos, pero que eso no pase por que también los tenga el PP. En esta casa todo va a funcionar por el ordeno y mando de PP y Ciudadanos».

El presidente de las Cortes, Luis Fuentes (Ciudadanos), recordó que, entre 2010 y 2014 «todos los grupos sufrieron una reducción muy importante de su asignación». Fuentes argumentó que la medida se adoptó para favorecer al Grupo Mixto y, por extensión, se decidió que los demás grupos fueran «recuperando una parte de esa pérdida». «La propuesta que se ha hecho, por parte del Grupo Popular, buscaba que el Grupo Mixto tuviera algo más de recursos. Como el reglamento dice que debe ser proporcional a todos los grupos, se ha hecho una subida a todos ellos». El presidente de las Cortes argumentó también que el PSOE no se oponía al incremento total total sino a que «algunos miembros del Grupo Mixto», con los que compartirán las labores de oposición, «tuvieran esa subida».

El PSOE dispondrá de 10 dedicaciones exclusivas y el PP tendrá 8 de un total de 25

La Mesa de las Cortes decidió no variar las retribuciones de sus miembros ni de los procuradores con dedicación exclusiva, que se mantienen en los mismos términos que en la pasada legislatura. Sí cambia la distribución: el Partido Socialista contará con diez dedicaciones exclusivas, de las cuales dos corresponden a los miembros de la Mesa, un portavoz, cinco portavoces adjuntos y dos dedicaciones exclusivas más.

El PP tendrá nueve dedicaciones exclusivas, dos para los miembros de la Mesa, para un portavoz, cuatro portavoces adjuntos y dos dedicaciones exclusivas más. Ciudadanos dispondrá de cinco: dos para los miembros de la Mesa, una para el portavoz y dos para los portavoces adjuntos. El Grupo Mixto contará con dos, una para su portavoz y la otra para el viceportavoz, según informó el gabinete de prensa de las Cortes.

Ayer también se fijó la distribución de los grupos en el hemiciclo. El PSOE ocupará la bancada de la izquierda y la segunda fila en el centro. El PP estará situado en los escaños de la derecha. Ciudadanos ocupará la primera fila del centro, en una decisión que no gustó al PSOE. «El portavoz de Ciudadanos [Francisco Igea] dijo que no había inconveniente en rectificar esa decisión para una representación proporcional en la primera fila, pero su primera propuesta fue desautorizada por el presidente de las Cortes y la otra representante de Ciudadanos», declaró el socialista Luis Tudanca.