Los colegios empiezan la cuenta atrás para el desfile de compasas de este sábado

Desfile de este viernes de los colegios Domingo de Soto y Aneja. /
Desfile de este viernes de los colegios Domingo de Soto y Aneja.

El primer recorrido por el centro de Segovia tendrá lugar con la baja de última hora de Los Chirigoteros

C. B. E.seovia

Los carnavales de este año se han hecho de rogar. El calendario no ha querido que don Carnal asomase la cabeza hasta casi el mes de marzo (y sin casi, viendo el programa de actividades que tendrán lugar la semana que viene). La espera se le habrá hecho larga a muchos, sobre todo a las comparsas y a los escolares. Desde la digestión de los polvorones y el regreso al cole tras la Navidad, los párvulos y bachilleres no habían catado un paréntesis festivo como Dios manda.

Pero todo llega y la espera ha acabado. Ya está desfilando el carnaval segoviano, y los primeros bailes y disfraces los han puesto los colegios.

El Fray Juan de la Cruz es decir, la popular Aneja y el Domingo de Soto han inaugurado las hostilidades festivas. La cantera ha animado y anticipado la jarana que se avecina estos días. Conscientes de que Segovia no es Cádiz, conviene que las generaciones venideras no dejen de lado una tradición.

Porque sí, el carnaval forma parte del acervo para cientos de personas. Una de ellas es Ángel Román, integrante de La Semifusa, quien año tras año recuerda y elogia cómo se sacrifican los componentes de las distintas agrupaciones para dar colorido, diversión y calor al frío invernal del que emerge don Carnal. Las comparsas, con la ayuda del Ayuntamiento de la capital, se empeñarán en que el carnaval de Segovia tenga el sentido pagano, transformador y transgresor.

«Un buen preámbulo»

Pero antes de coger la batuta de los fastos, los niños y sus mundos ilimitados han preparado el camino del solaz. Ayer por la mañana, los alumnos de la Aneja se convirtieron por obra y gracia de la imaginación y de las manualidades en un hermoso huerto andante y danzante. Naranjas, limones, sandías, piñas, uvas, zanahorias... toda una colección bien saludable de frutas y verduras fresquísimas y coloridas. Por su parte, el olimpo parece haber inspirado a los profesores y escolares del Domingo de Soto, que lucieron coronas doradas y túnicas blancas cuales dioses de la mitología.

Ambos cortejos colegiales partieron de sus respectivos centros, en el casco histórico de la ciudad. Desfilaron al ritmo de la música hasta juntarse en la Plaza Mayor. Para los representantes del Ayuntamiento segoviano, este acto es «sin duda un buen preámbulo al programa de carnaval oficial», que arrancará hoy, a las 20 horas, con el desfile tradicional de las comparsas 'oficiales'.

El lugar de encuentro volverá a ser San Millán, desde donde partirán los grupos para recorrer el itinerario que discurre por la avenida del Acueducto, Azoguejo, Calle Real hasta desembocar en la Plaza Mayor. Si el año pasado el desfile echó de menos el estandarte y la algarabía de los clásicos parroquianos de El Tudel, en esta edición el carnaval de la capital segoviana se resiente de la baja de última hora del salero con aroma sureño de Los Chirigoteros.

Esta es, por desgracia, la novedad de un programa dominado por la música y por las funciones escénicas contenidas en los ciclos con identidad propia que ya tienen lugar en el centro de creación e innovación de La Cárcel.

Es el caso del Puro Teatro, que en la noche del viernes disfrutó del espectáculo de Las Chirigotas de las Niñas. Por su parte, en la sede de San Nicolás, la compañía Teatro del Zurdo puso en escena 'El minuto del payaso'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos